Kike, hijo de Bertín Osborne y Fabiola, positivo en coronavirus

El adolescente forma parte de un grupo de riesgo y su familia se volcó en evitar el contagio por coronavirus

Fabiola y Bertín Osborne
Fabiola y Bertín Osborne

La familia de Bertín Osborne está muy preocupada: su hijo Kike ha dado positivo en coronavirus. Tanto él como su esposa, Fabiola, están volcado en el pequeño y están seguros de que todo saldrá bien: “Es fuerte como un toro”. Kike forma parte de la población de riesgo al sufrir una lesión cerebral y su familia se ha volcado en él. Ha sido su madre, Fabiola, ha sido la responsable de confirmar la mala noticia, aunque ha pedido calma y asegura que Kike es asintomático, no presenta síntomas y sus padres están muy esperanzados de que todo salga bien.

Casualmente, hace unos días, Bertín Osborne mostró su gran preocupación por si Kike se contagiaba de coronavirus

Kike, el hijo mayor del matrimonio formado por el cantante Bertín Osborne y Fabiola, con trece años de edad, ha dado positivo en la enfermedad más temida del momento: el coronavirus. Su madre ha querido confirmar la noticia a través de sus redes sociales: “Después de tanto protegernos, lo hemos pillado. Vamos a convivir como hemos hecho con otras enfermedades a lo largo de la historia”.

Kike pertenece a un grupo de riesgo por padecer una lesión cerebral tras nacer de manera prematura. Por el momento, el pequeño no ha mostrado síntomas de la enfermedad del coronavius y Fabiola pide a Dios quiera que siga así hasta que todo pase”. En su mensaje, Fabiola ha sido muy clara: “Ahí está el campeón, es fuerte como un toro, esperando que pase los días de cuarentena y ver cómo evoluciona”.

Bertín Osborne ya contó en una entrevista que estaba muy preocupado ante la posibilidad de que su hijo se contagiase de COVID-19. Por esa razón, la familia se había centrado en seguir todas las recomendaciones por parte de las autoridades sanitarias y, aún así, el adolescente ha dado positivo en coronavirus. Toda la familia está dispuesta a guardar la cuarentena que sea necesaria hasta que el pequeño se recupere al 100%.

Después de tanto protegernos, cuidarnos, aislarnos y todo lo que indicaban hacer, lo hemos pillado. Con este virus tenemos que aprender a convivir, como nos ha pasado con muchas otras enfermedades a lo largo de la historia y esta va a ser una más de la que habremos aprendido. (…) Y con respecto a nosotros, os cuento que increiblemente quien lo ha pillado en casa ha sido Kike. He aquí el foco de la cuestión, peor ahí está el campeón, fuerte como un toro”. Sin duda, una triste noticia para la familia en un momento tan complicado como el de la pandemia.