MUNDO ROSA | KIKO MATAMOROS HA TENIDO QUE SER OPERADO POR UNA FUGA DE BILIS CONSECUENCIA DE SU ANTERIOR OPERACIÓN

Kiko Matamoros, operado de éxito, por tercera vez en un mes

Por STEPHANIE ORDÓÑEZ PÉREZ. 11/09/2020

Los colaboradores de "Sálvame" estaban muy preocupados por el estado de salud de Kiko Matamoros

Kiko Matamoros en el hospital

Kiko Matamoros en el hospital

El propio Kiko Matamoros explicaba a sus compañeros en “Sálvame” en qué consistía la tercera operación a la que iba a tener que someterse: “Parece que hay una fuga de virus por algún lado y me van a instalar un catéter interno. El que tengo me lo quitarán dentro de una semana si las cosas van bien. Y el otro, pues dentro de unos meses y ya está”. Eso sí, Kiko se mostraba muy tranquilo ante esta nueva operación con muchas ganas de que termine este calvario que le están provocando varios problemas de salud.

Kiko Matamoros sufría una fuga de bilis consecuencia de la operación de extirpación de bilis

Kiko Matamoros, ante la preocupación por parte de sus compañeros, quiso tranquilizarles: “No estoy preocupado porque estoy confiado de estar en las mejores manos. Son cosas que pueden pasar perfectamente”. Pero si hay una persona que no se ha separado en ningún momento del lado de Kiko Matamoros es su joven novia, Marta López Álamo. La modelo no ha querido separarse de su lado y siempre ha dejado claro que su chico es una persona “admirable” por todo el comportamiento que ha tenido a lo largo de estas semanas. Incluso, antes de que Kiko Matamoros entrase en quirófano, la joven le envió un mensaje de ánimo.

Kiko Matamoros ha sido intervenido, por tercera vez, para poder colocarle un catéter interno en un intento de solucionar la infección vírica que sufre desde hace varias semanas. Marta ha comunicado que “Todo ha salido bien”. Con el catéter interno que le acaban de colocar esperan que se solucione la última complicación tras la extirpación de vesícula, una intervención rutinaria que le ha provocado más complicaciones de lo esperado, una fuga de bilis.

Todo se inició después de la operación de extirpación de vesícula. Tras padecer problemas de obstrucción por unos cálculos biliares por las complicaciones posteriores. Tras recibir el alta, el colaborador de “Sálvame” tuvo que volver a ingresar de manera urgente. En un primer momento, Kiko Matamoros sufría una pancreatitis aguda y, a posteriori, una infección que le afectó el bazo, el hígado, el páncreas e, incluso, llegó a la sangre.

A pesar de recibir un tratamiento con antibióticos, no fue suficiente para hacer frente a la grave infección que padecía el colaborador y el equipo médico que estudiaba su caso decidió colocarle un drenaje externo en un intento de sofocar la grave infección. El resultado fue óptimo y decidieron dar el alta al colaborador de “Sálvame” que, ni corto ni perezoso, decidió irse de vacaciones con su novia a México menos de 48 horas después. Un total de once horas de vuelo que provocó que muchos seguidores y sus compañeros le criticasen.

Kiko Matamoros volvió a España y la infección no remitía de ninguna manera, además de añadirse un nuevo problema: una fuga de bilis. Por esa razón, el equipo médico que lleva su caso le han colocado un catéter interno para intentar que el problema se resuelva.

Las cámaras de televisión captaban el instante en el que Kiko Matamoros entraba en el hospital, acompañado en todo momento por su novia Marta López Álamo. El colaborador se mostraba muy esperanzado y con ánimos, con ganas de que todo esto pase.