MUNDO ROSA | KARMELE MARCHANTE SIGUE DANDO INFORMACIÓN SOBRE LA REALIDAD EN SÁLVAME

Kiko Hernández le deseó la muerte a Karmele Marchante

Por STEPHANIE ORDÓÑEZ PÉREZ. 10/08/2020

Karmele Marchante asegura que ha recibido amenazas por parte de Kiko Hernández

Karmele Marchante y Kiko Hernández

Karmele Marchante y Kiko Hernández

Karmele Marchante sigue dando titulares después de abrirse en canal y dar detalles sobre su etapa en Sálvame. Por ejemplo, cómo fue relación con otro colaborador estrella del programa, Kiko Hernández. Según la periodista, Kiko llegó a decirle que la quería ver metida en una caja de pino. Unas declaraciones que siguen provocando polémica ante lo que se podría vivir, en realidad, en el plató de Sálvame según la propia Karmele.

La periodista no solo llama “gentuza” a los colaboradores de dicho espacio y asegura que los responsables del espacio de las tardes de Telecinco tiene una auténtica “obsesión enfermiza” hacia su persona. La catalana tiene claro que si el programa sigue mencionándola en directo, no dudará en hablar sobre las carreras de drogas que se vivían en los baños y en los camerinos, el alcohol en el plató, las mentiras sin ningún tipo de interés informativo, las órdenes por parte de la dirección para desvirtuar los aconteceres en el plató con el objetivo de conseguir más audiencia, peleas entre compañeros por hacer la publicidad…

Actualmente Karmele está convaleciente en su casa tras sufrir un atropello, pero no ha tenido problemas en realizar una serie de declaraciones para un redactor de Jaleos. Hoy en día, la catalana se encuentra inmovilizada, siempre boca arriba y en una situación que es bastante incómoda para ella, ya que ha terminado con la cabeza con una brecha que ha necesitado 14 grapas, nada más y nada menos.

Sobre la inquina que le tienen sus antiguos compañeros de “Sálvame”, después de que abandonara el programa hace ya cuatro años, la excolaboradora ha explicado los motivos, según su punto de vista: a pesar de que se fue de la que fue su casa durante siete años hace bastante tiempo, siguen hablando de ella. Por ejemplo, como explica la de Tortosa, lo que pasó hace tres meses cuando Kiko Hernández, en pleno directo, no dudó en despacharse en su contra. Según Karmele, ella llamó a Kiko “comprador de criaturas” y este no dudó en despacharse de manera muy vulgar, escatológica y rastrera en su contra, sin que absolutamente nadie le dijera ni una palabra.

Pero no solo se ha burlado de Karmele en pleno directo, según la catalana él le ha enviado una serie de mensajes de acoso, por ejemplo, entre otras cosas horribles, que la quiere ver metida en una caja de pino. Otra anécdota más de la mala relación entre Karmele y los que un día fueron sus compañeros a las que hay que sumar la última entrada en el blog de una conocida revista escrito por Jorge Javier Vázquez asegurando que Karmele es la persona más “egoísta” que ha tenido la desgracia de conocer en su vida.

Karmele no duda en llevar el asunto hasta los tribunales si siguen mencionando su nombre en "Sálvame"

Karmele.se ha mostrado muy harta de aquellos que, en su día, fueron sus compañeros sigan hablando de ella. Por eso, cuatro años después de marcharse, lo único que quiere la catalana es que se olviden de ella, ya que sufrió mucho por culpa de las vejaciones, del bullying, del maltrato.. del que era víctima cada día que visitaba el plató. Por todo ello, quiere que se olviden de ella.

No solo es una advertencia legal. La antigua colaboradora de Sálvame tiene claro que si las cosas siguen así tomará medidas legales en contra de la productora.

Sobre las polémicas palabras que escribió en su perfil de Twitter, Karmele no solo no se arrepiente, reitera cada uno de sus ataques y asegura que no tiene ningún miedo a posibles represalias: Ahora ya no tiene miedo a nadie ya que sabe que tiene toda la razón y solo hay que revisar la hemeroteca para ser conscientes de lo que le han hecho. Además, la periodista asegura que la productora era completamente consciente del acoso que ella sufría.

Karmele tiene muy claro cuál era la razón por la que sus compañeros no la podían ni ver: ella era la única periodista en el plató, estaba rodeada de ratas “ignorantes” y por esa razón tuvo que pagar un precio. Y asegura que Jorge Javier Vázquez exigía que le hicieran la pelota y que le rindiesen sumisión, algo a lo que ella se negó siempre.