Sálvame hace recorte de colaboradores por motivos económicos

El programa de Jorge Javier Vázquez prepara una ola de despidos para septiembre según un diario digital

Despidos en Sálvame: De Belén Esteban a Kiko Jiménez, pasando por María Patiño
Despidos en Sálvame: De Belén Esteban a Kiko Jiménez, pasando por María Patiño

Saltó la bomba. Uno de los programas con más audiencia de Telecinco tendría graves problemas económicos y ese no es otro que Sálvame. Según diariogol, Jorge Javier Vázquez volverá en septiembre pero con menos colaboradores de lo habitual. La decisión está tomada y resulta sorprendente ya que durante la pandemia, entre que unos no podían venir, el programa de Paz Padilla tuvo que contratar a algunos temporales. Sin embargo, es hora de volver a la etapa anterior y no nos referimos a antes de la contingencia sino a los inicios del programa donde apenas había cuatro o cinco colaboradores por programa.

La vuelta de Jorge Javier y Paz Padilla

Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla, los presentadores oficiales de Sálvame retomarán su labor en septiembre. Unas merecidas vacaciones de ocio para uno y de descanso para otra en uno de los años más difíciles. Ambos son los únicos intocables de un programa que comenzará una nueva etapa con recortes económicos.

Aunque a muchos partidos políticos no les gusta la idea de tener a unos conductores tan posicionados politicamente, lo cierto es que ambos son los ojitos derechos de Paolo Vasile y las dos grandes estrellas de Mediaset. Ambos gozan de unos mega contratos y son las figuras que más horas ocupan en la parrilla no solo en Sálvame sino en diferentes programas como Supervivientes, Got Talent o La que se avecina.

La crisis que puede con todo

Desde el principio del confinamiento algunos colaboradores decidieron hacer un parón por miedo.  Paz Padilla, Lydia Lozano, Mila Ximénez, Kiko Hernández, Gema López, María Patiño o Belén Esteban fueron algunos de los rostros míticos que tomaron la decisión de quedarse en casa. La dirección del programa tomó medidas de urgencia y tuvo que acudir a las videollamadas y a los colaboradores secundarios, que han ganado bastante peso con el asunto.

Miguel Frigenti, Rafa Mora, Antonio Montero, Gustavo González, Víctor Sandoval, Jesús Manuel o Kiko Jiménez se ganaron el corazón del público. Sin embargo, tras dos meses, algunos tertulianos decidieron volver. El problema es que hay que guardar una distancia de seguridad en un plató sin público y no hay sitio para todos. Además, los ingresos publicitarios han caído tanto que no hay presupuesto para todos. 

Aunque todos esperamos una vuelta a la normalidad, no parece que eso esté a la vuelta de la esquina con los nuevos rebrotes. Sin embargo, nadie tiene asegurado su puesto en el programa. Y esto incluye a Carlota Corredera, la presentadora sustituta. La reestructuración es inminente y van a rodar cabezas. Viva la Vida ya piensa en hacer hueco a algunos posibles despidos.

De Belén Esteban a Kiko Jiménez, nadie está a salvo

Las alarmas han saltado al ver que ninguno de los colaboradores de Sálvame tiene asegurado su puesto. Ni los más antiguos ni los más nuevos. Belén Esteban hace tiempo que no logra audiencia y sus polémicas políticas con discursos pobres y populistas ha hecho que se gane el repudio de los espectadores. Kiko Hernández y Lydia Lozano se encuentran en horas bajas mientras que la gente está harta de las mentiras y los engaños de María Patiño y Socialité.

Del comando DEC la sorpresa ha sido Antonio Montero, un gran provocador que ha eclipsado a Gema López, Gustavo González y Chelo García Cortés. Kiko Matamoros tiene su imagen demasiado gastada en pantalla y sus pupilos Rafa Mora y Antonio David Flores solo generan asco en la audiencia. Este último, al igual que la madre de Andrea Janeiro, también ha vetado el tema de la brutal paliza de su hija Rocío Flores a su madre expuesta en una condena judicial.

Del resto de colaboradores como Anabel Pantoja, Laura Fa, Alonso Caparrós o Víctor Sandoval ni hablamos, ya que su asistencia al programa es muy eventual. El fichaje veraniego, Kiko Jiménez, no tiene mucho futuro si tenemos en cuenta que las polémicas con su ex Gloria Camila y su nueva familia política cada vez interesa menos. Así pues, la espada de Damocles se cierne sobre varios miembros del programa Sálvame y nadie está a salvo.