MUNDO ROSA | SUPERVIVIENTES, EN SU EDICIÓN 2020, LLEGA A SU FINAL HOY: LA AUDIENCIA CONOCERÁ AL NUEVO GANADOR

Supervivientes 2020, gran final: llegó la hora de la verdad

Rocío Flores, Ana María Aldón, Hugo Sierra y Jorge Pérez se verán las caras esta noche para decidir, cuál de los cuatro, será el nuevo Superviviente

Supervivientes 2020: finalistas / Telecincoes

Supervivientes 2020: finalistas / Telecincoes

Supervivientes 2020 elige su ganador esta noche y, en definitiva, será un gran Superviviente. Los cuatro finalistas; Rocío Flores, Ana María Aldón, Jorge Pérez y Hugo Sierra, fueron líderes, al menos una vez (Jorge, lo hizo cuatro veces y, por increíble que parezca, Rocío, lo fue dos veces).

La diferencia principal entre ellos fue referente a las veces que fueron nominados, aunque todos pasaron por esa experiencia. Rocío y Ana María fueron nominadas igual número de veces: una vez. Mientras Rocío fue salvada, Ana María pasó a la isla desvalida, donde pasó tres semanas tratando de salvarse de la expulsión definitiva. Su experiencia allí cambió su manera de enfrentar las semanas que vendrían. Jorge fue nominado siete veces y, sus nominaciones, fueron posteriores a la isla de los desvalidos. Finalmente, Hugo salvó la nominación ocho veces. A eso habría que sumarle las dos veces que fue desvalido, lo que totaliza ¡diez veces de las quince posibles! Eso sí, Hugo se ha convertido en el dios de la isla. Su Legión así lo pregona en las redes sociales.

 

Supervivientes 2020, la edición más dura a la fecha

 

La edición de Supervivientes 2020 también tenía la pinta de convertirse en la más dura… y las expectativas se quedaron cortas. La diferencia fue marcada por el cambio de fecha del inicio dela aventura: comenzar en abril es una cosa y comenzar a finales de febrero, otra. Al acabar febrero, el clima en el caribe se hace extremo: los días de sol son fuertes mientras que en las tardes y noches, caen las lluvias tropicales.

Durante el día, la temperatura se mantiene bastante estable pero, durante la noche, baja considerablemente ocupando casi la mitad de la jornada. La lluvia se convierte en el principal enemigo de los concursantes. Y así es, es el clima y no el hambre el principal obstáculo a vencer por quienes tienen el arrojo de decidirse a vivir como náufragos, durmiendo y haciendo sus necesidades a cielo raso, y comiendo, apenas, una parte de lo que comían en su vida citadina.

A los días de inanición, poca variación en su dieta; básicamente es solo pescado y, a veces, crudo, más la ración de arroz que le aporta la producción, hay que agregarle el tener que soportar la lluvia. Hasta hubo temor de tener que suspender el programa por estar amenazado por una tormenta. Esos momentos fueron descritos por ellos mismos como el peor momento de sus vidas. Cayos Cochino demostró ser de una imprevisibilidad peligrosa.

 

La edición conquistó los corazones de la audiencia

 

A esta edición no hay que añadirle más drama. Los telespectadores han sido testigos de todo lo que pasó en Honduras. Pero, sin duda, lo que conquistó los corazones de la audiencia, podría asegurarse, fue la vuelta a las raíces del programa: el hecho de que los concursantes fueran todos anónimos o mitad celebridades, mitad desconocidos fue lo más llamativo.

Antes de esta edición, muchos concursantes no eran celebridades, precisamente. Al día de hoy son extremadamente populares y con una base de seguidores apasionados que crece cada día. Las redes sociales dan fe del fenómeno. Por primera vez en mucho tiempo, nadie amenazó con abandonar. Solo Pavón se retiró y de muy mala gana: por enfermedad, demostrando la garra de los concursantes.

Solo queda agradecer a Barranco, Nyno, Jorge, Cristian, Alejandro, Rocío, Vicky, Ferre, Fani, Bea, Avilés, Pavón, Yiya, Ivana, Hugo, Elena y Ana María por tanta entrega y lucha hasta el final; por demostrar que, aunque esta noche solo se elija uno, son unos grandiosos Supervivientes.