MUNDO ROSA | LA MUERTE DE ALEX LEQUIO

El misterioso tipo de cáncer que acabó con la vida de Alex Lequio

Por VECOVET. 13/05/2020

Un tema del cual el joven nunca quiso hablar en público, aun cuando confesó que le gustaba saber lo que le estaba ocurriendo

El misterioso cáncer que acabó con la vida de Alex Lequio

El misterioso cáncer que acabó con la vida de Alex Lequio

Con tan solo 27 años de edad y luego de dos años padeciendo los embates de esta difícil enfermedad, Alex Lequio ha perdido esta última batalla contra el cáncer.

A pasar de que el hijo de Alessandro Lequio y Ana Obregón había sido referido a importantes centros especializados en cáncer, tanto en España como en el exterior, la agresividad del tumor ha podido más que las fuerzas del joven y los tratamientos que le fueron aplicados.

Desde hace unas semanas el joven se encontraba recibiendo un nuevo tratamiento para su enfermedad en un hospital de Barcelona, siempre en compañía de sus padres y de su novía Carolina, con quien sostenía una relación desde poco más de un año.

Alex Lequio siempre se caracterizó por ser un joven muy positivo y luchador ante la terrible enfermedad que le aquejaba y aunque en muchas ocasiones trató de ser un ejemplo ofreciendo su testimonio para dar aliento a los pacientes con cáncer, el joven empresario nunca fue capaz de hablar sobre el tipo de tumor que padecía.

El cáncer de Lequío le fue diagnosticado a principios del año 2018. Para la fecha solo se supo que era un tumor maligno y extremadamente raro, al punto que solo hay unos cuantos casos diagnosticados en todo el mundo. Esta información habría sido confirmada por la madre de joven, Ana Obregón, en una exclusiva concedida a una prestigiosa revista española.

Tras el diagnóstico inicial, se trasladaron a Estados Unidos, donde Alex recibiría una nueva opinion y un nuevo tratamiento. De esta manera, Lequio fue ingresado en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en la ciudad de Nueva York, donde permaneció seis meses en tratamiento y bajo la atención personal del Dr. José Baselga, un prominente oncólogo español, quien fungía como director de la institución.

Alex, siempre bromeando al respecto, hablaba de que su cáncer era un "resfriado tan puñetero", sin dar detalles al público o la prensa sobre su diagnóstico específico. Tampoco dio detalles acerca de los tratamientos médicos que recibía, aun cuando en una entrevista habría confesao que le gustaba saber que era lo que estaba pasando en su cuerpo y cual era el efecto de los medicamentos que recibía.

Quedo claro que Alex Lequio no quiso compartir con el público el diagnóstico específico del tumor que lentamente apagaba su vida, ni de los difíciles y costosos tratamientos que debió recibir durante este trance que fueron sus últimos dos años de vida.

De modo que por los momentos, seguirá siendo un verdadero misterio cual fue el tipo de cáncer que acabó con la vida de este talentoso y carismático joven.