MUNDO ROSA | A 20 AÑOS DE SU SEPARACIÓN DE JESULÍN

La dura historia que vivió Belén Esteban en 'Ambiciones'

Por VECOVET. 01/04/2020

Recordamos como la colaboradora habló de los difíciles momentos vividos con la familia de Jesulín de Ubrique y los errores cometidos

Belén Esteban y su dura historia en Ambiciones

Belén Esteban y su dura historia en Ambiciones

Recientemente se cumplió otro aniversario de uno de los hechos que más han dado de que hablar a la prensa rosa de España y que marcó el inicio de una difícil época en el seno familiar de Belén Esteban.  Ya son 20 años de su salida de Ambiciones.

Ese día, un 18 de marzo del año 2000, la colaboradora dio por terminada su relación con Jesús Janeiro, tras cinco años de convivencia. Belén cogió a su pequeña Andrea, con apenas siete meses y abandonó la finca: “Me sentía despreciada”, aseguró.

La ex de Jesulín de Ubrique, recordaba ofuscada el sentimiento de rabia que le embargaba durante sus últimos días en aquel lugar: “Estaba hasta el coño. No era feliz, no podía seguir allí”, confesaba Belén Esteban.

Apenas tuvo la oportunidad de alejarse, con su pequeña hija de brazos, tomó la decisión: “Me invitaron a salir. Me dijeron que cogiera a mi hija y me fuera porque dije que estaba harta delante de todos. La convivencia era horrible”. Belén aseguró que su ex marido no la hechó de la finca y que se marchó por decisión propia: “A mí Jesús nunca me ha echado. Tuve una discusión y me fui”.

Una pregunta que surge es… ¿qué ocurrió realmente? Y la respuesta solo puede tenerla la protagonista: “Me llamaron puta y Jesulín no me defendió”, ha confesado la colaboradora.

Tras la pregunta: ¿Quién la insultó?, Belén contestó: “Carmen Janeiro”. Así fue como la de Paracuellos, entre lágrimas desvelaría a una fuente de la revista Lecturas, como su cuñada la menospreció propiciando su salida de la finca.  

En aquel momento, Belén Esteban, compartió llena de rabia muchos más difíciles momentos: “Un día que estaba enfadada, Jesulina llegó a escupir cerca del carricoche de Andrea”.

Sin embargo, la colaboradora no dejaba pasar un momento para burlarse de la hermana de Jesús, sacando los aplausos del público con cada una de sus ocurrencias: “Jesulina dice que es modelo. Me río. ¿Modelo de qué? ¡Ah, sí! Ha hecho algún desfile del centro comercial. ¡Qué más quisiera el gato que lamer el plato! Yo no me he operado de nada”, afirmaba Belén. Hay que aclarar que estas burlas de Belén ocurrían varios años antes de que la polémica tertuliana de Sálvame entrara al quirófano rendida ante el bisturí del cirujano estético.

A pesar de aquellas duras anécdotas que contaba Belén, Carmen Janeiro, con mucha entrega se ha convertido hoy en día, en una de las tías más queridas por Andrea Janeiro, lo cual hizo que la Esteban dejará en el olvido todo lo que ocurrió hace muchos años.

Por si fuera poco, el padre de Jesulín, Humberto Janeiro, también habría realizado fuerte acusaciones contra la mujer de su hijo: “Mi hijo me dijo que le faltaba dinero. Coincidió que venía Belén y le pusimos una trampa para ver si era ella. Nunca vi que se llevara dinero, pero faltaba”. Habría señalado Humberto inculpando a su nuera: “Yo no robé jamás”, sentenció enfurecida la colaboradora.

Unos días después de aquella mediática ruptura sentimental, Jesulín concedió una exclusiva a la revista Lecturas en la que negó haber sido infiel a Belén Esteban. Además aseguró que no la había echado de Ambiciones, sin embargo, Jesús estaba claro en lo que quería: “Se ha ido ella y yo ya no quiero que vuelva”.

Meses después de aquella separación, muy mal aconsejada, Belén Esteban cometió el error de afirmar que se había ido de la finca huyendo por “un comportamiento reprobable y legalmente punible” de parte de su ex marido en su contra. Sin embargo, afortunadamente luego recapacitó y tuvo la valentía de pedir perdón por haber mentido y manchar el honor del padre de su Andrea.

La colaboradora aseguró que nunca fue feliz en Ambiciones, y que todo su tormento era culpa de la familia de Jesulín: “Nunca me quisieron, me veían como una lagarta”.

Luego del final de la relacion, asegura haber vivido muy difíciles momentos en los que dice haber recibido amenazas de muerte y que según la policía su teléfono estaba pinchado. Llegó a temer por su vida y por el futuro de su hija con los Janeiro, si le llegaba a pasar algo.

A pesar de todo lo vivido, la historia de Belén Esteban tuvo un final feliz. Y es que el día que Jesulín de Ubrique fue a la casa donde habitaba junto a sus padres en Madrid, y le dejó tirado frente al portal las pertenencias que había dejado en Ambiciones, todo cambio para ella. Ese día, bajo la sombra que le daba la triste imagen de sus enseres tirados en bolsas de basura frente a aquella casa, nace la historia de La Princesa del Pueblo,

Hoy a 20 años de aquellos duros momentos, Belén Esteban, odiada por unos e idolatrada por otros, es sin duda una de las más connotadas estrellas de la televisión española y de habla hispana.