El comportamiento de Plácido Domingo en los camerinos era un ‘secreto a voces’

11 nuevas mujeres acusan al tenor de acoso sexual y tocamientos inapropiados sin su consentimiento

Angela Turner Wilson denuncia a Plácido Domingo
Angela Turner Wilson denuncia a Plácido Domingo

Ya son 20 las mujeres que han dado su testimonio respecto a comportamientos inadecuados por parte de tenor español Plácido Domingo. De las 11 nuevas que le acusan, solo una ha permitido dar su nombre en público ya que las demás son cantantes de ópera en activo y siguen temiendo represalias.

Angela Turner Wilson es la soprano que ha relatado su experiencia con el cantante explicando que mientras ambos se maquillaban antes de una representación, Plácido se levantó de la silla y poniéndose detrás de ella colocó sus manos sobre sus hombros para a continuación meterlas por debajo del sujetador y agarrar con fuerza sus pechos desnudos: ‘Me dolió, no fue dulce; me manoseó con dureza, se fue y me dejó atónita y humillada’.

La soprano tiene 48 años y ha interpretado papeles importantes en la mayoría de teatros estadounidenses y canadienses. En el año 2000 fue galardonada como Cantante del año por la Ópera de Washington y coincidió con Plácido en la ópera ‘Le Cid’ de Massenet, en una de esas representaciones se produjeron los hechos que relata. Actualmente es profesora de técnica vocal en una universidad de Texas.

Recordemos que Plácido nunca ha negado los hechos pero si ha intentado justificarlos diciendo: ‘reconozco que las reglas y valores por los que hoy nos medimos, y debemos medirnos, son muy distintos de cómo eran en el pasado’ y también que creía que sus avances eran aceptados y bienvenidos.

Las historias de estas cantantes y bailarinas que lo denuncian coinciden e incluyen: tocamientos no consentidos, peticiones insistentes de citas a solas, llamadas nocturnas e intentos de besarlas en la boca.

El comportamiento de Plácido Domingo era un secreto a voces

Melinda McLain, coordinadora de producción en la Ópera de Los Ángeles y que trabajo con Domingo en la Houston Grand Ópera, afirma que intentaba por todos los medios no poner al cantante a ensayar a solas con cantantes jóvenes aunque él lo pidiese y que asimismo procuraba que sus asistentes de vestuario fuesen hombres.

Un trabajador de la industria, afirma que en la temporada de ópera 2016-2017: ‘Mi jefe me dijo que debíamos evitar mandar a ninguna chica atractiva al backstage con él', porque Domingo era conocido por: 'acercarse demasiado, abrazar, besar, tocar y ser físicamente demasiado cariñoso’.

Varios empleados de la Ópera de Los Ángeles, de la que Plácido es director general aseguran haber sido testigos oculares de dichos comportamientos, que sus prácticas eran ‘conocidas por todos’ y que los gestores de la Ópera lo sabían.