El equipo de ‘Supervivientes’ no soporta a Isabel Pantoja y Fran Rivera asegura que miente (VÍDEO)

Por NERO WOLFFE. 13/06/2019

El equipo del reality está saturado por la prepotencia de la tonadillera y el hijo mayor de Paquirri se indigna y habla claro

Telecinco
Supervivientes
isabelpantoja
franrivera
paquirri

Isabel Pantoja ya no convence a nadie

No la soportan y no solo eso, todo el equipo que hace posible ‘Supervivientes’ están desmoralizados por su actitud hacia ellos y ese permanente estira y afloja que crean sus constantes amenazas de abandonar el reality.

Tal vez por esa tensión estamos viendo este año una Lara Álvarez que no está gustando con salidas de tono e incluso comentarios hirientes hacia los concursantes, como cuando le dijo a Dakota al perder una prueba que a lo mejor era el karma.

Lecturas lo cuenta en exclusiva y destripa el reality

Este año ha sucedido algo inimaginable y todo a raíz del famoso ‘lata-gate’ de Pantoja. Ella destapó a la organización al decir que se la habían dado y a continuación la cantante Alaska ofrecía unas jugosas declaraciones en esRadio que no dejaban lugar a dudas.

‘Supervivientes’ es un plató en el que los cocos, almendras, leña y puede que incluso los peces, son dejados previamente por el programa para que nos hagamos la ilusión de que los concursantes los encuentran. Ahora es la revista Lecturas la que de otra vuelta de tuerca y nos ameniza con el relato de una Pantoja que como sabe esto, se comporta como la diva que es.

Cámaras y redactores no pueden hablar con los concursantes bajo amenaza de despido (¿Qué es esto la inquisición?) pero sí que los concursantes pueden dirigirse a ellos e incuso increparlos, como por lo visto hace Pantoja, tan preocupada por su imagen que quiere impedir por ejemplo, que la graben a pleno sol y se dirige a ellos con ese dedo que saca a pasear con tanta ligereza y con unos modos francamente mejorables.

Respecto al asunto de la lata de chóped, un ex concursante declara que Pantoja podría haberla comprado a un garífuna isleño, ya que en otras ocasiones se han llegado a pagar 200 dólares por una y que alguno se ha ido del reality sin pagar al isleño en cuestión. ¿Curioso, no?

Nos cuenta Lecturas que el jueves y antes de la gala, los concursantes se reúnen con el equipo de dirección, el médico y el psicólogo para evaluar su comportamiento, sus condiciones y subirles la moral. ¿Hay guion o no hay guion?

Esta semana la tonadillera está evitando comer, como forma de presión para que le manden a su hijo o de nuevo amenazará con irse hoy, lo que no sabe es que esta noche se reencontrará con Chabelita.

¿Hará la prueba? No parece que vaya a tener fuerzas ¿Será suficiente la visita de su hija para que no monte el numerito cuando se vea nominada? En Honduras se preparan para lo peor.

Fran Rivera abre el cajón de las esencias malolientes

Ha sido durante una intervención en ‘Espejo Público’ cuando Fran Rivera a preguntas de Susana Griso, se ha explayado y ha cargado contra Isabel Pantoja.

El hijo mayor de Paquirri, ha estallado al escuchar el relato novelado de la vida de la tonadillera y de su padre, acusándola de mentir: ‘Siempre que lo necesita saca el nombre de mi padre y yo creo que ya lo ha usado bastante, que hable de otros amores que ha tenido... pero bueno está bien para el show’.

Asegura que la relación de él y de su hermano Cayetano cuando eran pequeños era buena estando su padre delante y mala cuando él no se encontraba presente y no cree que lo quisiera tanto cuando no les ha dado los recuerdos que Paquirri quería que tuviesen.

Recordemos que cuando se vio en el disparadero, Isabel Pantoja alegó que los recuerdos que guardaba de la época de torero de Paquirri habían sido robados de Cantora, lo que ni Fran ni Cayetano se han creído nunca. ¿Cómo le habrán sentado las declaraciones de su hermano a Kiko Rivera?




flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar