contador web

Ven a cenar conmigo… o no

Por EDURNE G. ORDÓÑEZ. 30/05/2018

Una cita cada noche, de lunes a viernes, en Cuatro, con 5 que parecen 10, para desconectar del día, sonreír y, a veces, hacerte unas carcajadas, gracias al salero de mi Larrodera.

Luis Larrodera
Ven a cenar conmigo

Luis Larrodera: la sal de Ven a cenar conmigo.

Sin tapujos: enamorada de Luis Larrodera. Qué sería la noche de Cuatro sin esas salidas de despiporre, sin esos chascarrillos sobre los 5 concursantes de un programa que nos ha enganchado a Marxito y a mí. Quitas a Luis Carlos y el sonar de los timbres de entrada, y te quedas en nada. Porque, vamos a ver, si te presentas para ganar un concurso de cocina, cómo tienes el morro de decirle a cada uno de los anfitriones: “esto no me gusta; yo, carnes no como; pescado, tampoco, incluidas las huevas de caviar”. Que lleves la dieta saludable de una entrenadora personal: fenomenal; que se la impongas a tus colegas de programa… mujer, que dos pechugas a la plancha y casi crudas, no parece un plato elaborado... o sí.

Otra, Periquita de Madrid. A saber cómo acaba esta semana. Nada, no le gusta nada, todo “es un zurullo salpicado de caca de pájaro”. Perdona que te pregunte: y tú, ¿qué comes? Es cierto que das una pista: “filetes en salsa de mi madre”. Ardo en deseos de verte a los fogones, seguro que nos dejas boquiabiertos con unas albóndigas de lata, con papas congeladas, o una pizza del lineal del super. Sí, el ‘Ven a cenar conmigo’ español se caracteriza por nuestro rasgo común: tiramos a degüello al cuello, por un quítame allá estas pajas.

Las dos caras, delante y detrás de la gastrónoma de la noche, son un aullido a la humanidad, la profunda hipocresía que nos inunda, el sinsentido de querer ganar con la siembra de descrédito antes que con una buena cena; y las puntuaciones, de toma pan y moja. Hay peña que no se corta un pelo y le da “un 1”, después de degustar 3 platos y bailar en la casa del suspendido. Hombre!, ¿un 1?, ¿hasta el pan estaba malo?

Lo mejor, una cita cada noche, de lunes a viernes, en Cuatro, con 5 que parecen 10, para desconectar del día, sonreír y, a veces, hacerte unas carcajadas, gracias al salero de mi Larrodera.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar