contador web

INTERNACIONAL | YEMEN, 1.000 DÍAS DE GUERRA

Seis de cada diez niños mueren antes de cumplir los cinco años en Yemen

Por ISABEL ANDRADES. 20/12/2017

En los últimos 1.000 días se han producido 15.000 ataques aéreos, y el uso de armas explosivas en zonas densamente pobladas está aumentando a medida que la guerra se prolonga.

Yemen

Noram, de 13 años, fue víctima de un ataque a una fábrica

Hoy se cumplen 1.000 días desde la escalada internacional del conflicto en Yemen, que ya ha provocado la muerte de miles de niños como consecuencia de la violencia, el hambre o enfermedades prevenibles como el cólera. En el país, seis de cada diez niños mueren antes de cumplir los cinco años.

Desde el 26 de marzo de 2015, la situación en Yemen, que ya ha sido calificado como el país más pobre de Oriente Medio, ha empeorado hasta convertirse en una pesadilla donde los niños mueren de hambre cada día y sus casas y colegios son bombardeados.

Ataques a civiles

Miles de personas han sufrido lesiones que les han cambiado la vida, como a Noran, una niña de 13 años, que está en una silla de ruedas como consecuencia de los efectos de un ataque aéreo. El impacto de este tipo de armas es de gran alcance. Las lesiones que cambiaron la vida de Noran no fueron causadas por la explosión, sino por la onda expansiva que fue tan fuerte que golpeó su cuerpo cuando solo tenía 11 años de edad. Su padre es el único miembro de la familia que trabaja para sustentar a Noran y a sus siete hermanas.

“Solía ir al colegio a pie, me gustaba mi vida porque podía caminar y escribir. Ahora, no puedo ir caminando a la escuela, solo puedo ir con la silla de ruedas. Antes me sentaba en mi pupitre y podía escribir, pero ahora cuando lo intento me duele la mano por mi lesión en la espalda. Me encantaba escribir, pero ahora ni siquiera puedo sostener un bolígrafo”, lamenta Noran.

1.000 días de guerra

La ONG independiente Yemen Data Project, que rastrea los ataques realizados en el país, ha comunicado que en los últimos 1.000 días se han producido 15.000 ataques aéreos. El uso de armas explosivas en zonas densamente pobladas está aumentando a medida que la guerra se prolonga. Cuando estas bombas se lanzan sobre pueblos y ciudades el 92 por ciento de las víctimas son civiles. De media, un civil muere cada hora todos los días debido a morteros, misiles, bombas lanzadas desde el aire, cohetes y otras armas explosivas.

“Hago un llamamiento a todas las personas de todo el mundo para que detengan la guerra en Yemen para mí y para todos los demás niños de mi país. Tenemos derecho a aprender y a construir nuestro futuro. No quiero que más niños se hagan daño como yo, ¡no es justo! No quiero que estén como yo”, explica Noran.

"Hemos visto cómo matan a civiles"

“Han pasado 1.000 días desde que la coalición liderada por los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí comenzó a bombardear y combatir en Yemen. Desde entonces, el país ha quedado totalmente devastado. La conducta de todas las partes enfrentadas ha sido deplorable. Hemos visto cómo matan a civiles, bombardean colegios y hospitales y el acceso de la ayuda humanitaria ha sido severamente restringido. Como consecuencia los niños están muriendo de hambre y no pueden tener atención médica adecuada”, señala Tamer Kirolos, director de Save the Children en Yemen.

Más de 1.900 centros de salud han cerrado por completo o se han visto obligados a reducir sus operaciones.

“Es vergonzosa la inacción de la comunidad internacional o su incapacidad para poner fin al sufrimiento de los niños en Yemen. Estimamos que 50.000 niños morirán solo en este año, y si esta guerra continúa habrá incontables vidas perdidas de forma totalmente innecesaria en todo el país. Necesitamos el fin inmediato de las restricciones al acceso de la ayuda humanitaria y la entrada de suministros de combustible, alimentos y medicinas. También necesitamos de forma urgente un cese al fuego real y un acuerdo de paz negociado. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debe hacer todo lo posible para que esto suceda ya”, prosigue Kirolos.

“No podemos permitir que la guerra continúe un día más. Si aquellos que están en el poder o tienen influencia para poner fin al conflicto no logran una solución pacífica, serán cómplices de condenar a los niños de Yemen a más muerte y miseria”, concluye Kirolos.

Las consecuencias de la guerra en Yemen:

- 4,5 millones de niños y mujeres embarazadas o lactantes sufren desnutrición aguda, lo que supone un aumento del 148 por ciento desde finales de 2014.

- 462.000 niños padecen desnutrición aguda grave – un aumento del 200 por ciento desde 2014.

En 2018 la cifra de niños menores de cinco años con desnutrición severa podría aumentar a los 600.000

- Según la OMS, ahora hay casi un millón de casos de cólera en el país

- 63 de cada 1.000 bebés mueren antes de su quinto cumpleaños

Más de 1.900 centros de salud han cerrado por completo o se han visto obligados a reducir sus operaciones

- 4,5 millones de niños no han podido ir al colegio este trimestre.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar