INTERNACIONAL | ESTADOS UNIDOS

Condenada por homicidio una chica que presionó a su novio para que se suicidara

Por CARLOS CÁCERES FERNÁNDEZ. 18/06/2017

Las conversaciones y mensajes entre los dos jóvenes superan con creces cualquier película de ficción. La familia, destrozada.

  • Michelle Carter y Conrad Roy III.
    Michelle Carter y Conrad Roy III.
  • Conrad Roy III.
    Conrad Roy III.
  • Conrad Roy III
    Conrad Roy III
  • Michelle Carter.
    Michelle Carter.
  • Michelle Carter.
    Michelle Carter.
  • Michelle Carter.
    Michelle Carter.
  • Michelle Carter.
    Michelle Carter.
  • La camioneta donde Conrad se quitó la vida.
    La camioneta donde Conrad se quitó la vida.
  • Hermana de Conrad.
    Hermana de Conrad.
asesinato
mensajes
internacional
historia
sucesos
involuntario
Michelle
Carter

La realidad supera la ficción. Y no hay mayor prueba para ratificar dicha sentencia que el caso en el que Michelle Carter incita a través de mensajes de texto a su novio a suicidarse. Ha sido condenada por homicidio involuntario por un juez de Massachussets, Lawrence Moniz. La historia es digna de estudio: Conrad Roy III había contemplado el suicidio en varias ocasiones. Sin embargo, esta vez iba a ser la definitiva. Michelle no sólamente no trató de impedirlo sino que le presionó reiteradamente para que lo hiciese. Conrad cogió su camioneta, condujo 40 minutos hacia el aparcamiento de una tienda Kmart y comenzó a realizar el plan que había planeado con la ayuda de Michelle.

Pero el chico se asustó cuando su camioneta comenzó a llenarse de monóxido de carbono y se salió. Entonces llamó a su novia y ella, lejos de disuadirle, le dijo que volviese a meterse en la camioneta.

Durante el juicio, se hizo una recreación de lo que pasó y los mensajes que se enviaron los dos jóvenes:

- No puedes fallar esta noche. Esta noche es la noche. Es ahora o nunca.

Cuando se retrasó, ella le mostró frustración e incluso ira.

- Es mejor que no me engañes. No me digas que vas a hacerlo y luego no lo hagas a propósito.

Ella le presionó para que no se echara atrás. En un mensaje de texto, cuando él solo preguntó qué tal te ha ido el día, ella respondió “¿cuándo vas a hacerlo?” y “deja de ignorar la pregunta”.

Ella le ayudó a idear el plan para quitarse la vida usando la combustión del motor para envenenarse por el gas de monóxido de carbono. Ella le alentó a buscar el Google formas de fabricar monóxido de carbono. Pero ella también le propuso otros métodos de suicidio sin dolor e incluso más efectivos.

Ella le alentó a ocultar el plan de suicidio a sus padres. También le dijo que mintiese a su madre sobre dónde iba. Le hizo prometer que cumpliría con el plan.

- Necesitas hacerlo Conrad.

- Vale, voy a hacerlo hoy.

- ¿Lo prometes?

- Lo prometo, nena.

- Tenía que saberlo. No puedes romper tu promesa. Ve a algún sitio que conozcas. No te preocupes, puedes encontrar un lugar. Sé que puedes.

Y él cumplió su promesa. El 12 de julio a las seis de la tarde, salió de la casa de su madre diciendo que iba a casa de un amigo. En cambio, se dirigió al aparcamiento de un Kmart. Su último mensaje, a las 18:25, fue para su novia:

- Vale, casi estoy aquí.

Entonces ella pregunta si ha borrado todos los mensajes de texto. Pero no termina con mensajes de texto. Después del último mensaje, Conrad llamó a su novia a las 18:28 y hablaron durante 47 minutos. Después de esa llamada telefónica, a las 19:12 la acusada volvió a llamar y estuvieron al teléfono otros 47 minutos. Él no volvió a usar su móvil y a las 20:25, la acusada envió un mensaje a otra amiga:

- Creo que acaba de suicidarse.

Sin embargo, la historia no acaba con la muerte de Conrad. Michelle siguió mandando mensajes como si no supiera nada, incluso uno a la hermana de Roy preguntando si sabía dónde estaba. La joven lloró la muerte de su novio, puso mensajes en las redes sociales y en los meses posteriores incluso recaudó fondos en su nombre a favor de la prevención del suicidio.

A continuación, un extracto de mensajes entre los jóvenes:

Michelle: Creo que tus padres saben que estás en una muy mala posición.

No digo que ellos quieran que lo hagas, pero honestamente siento que pueden aceptarlo.

Saben que no hay nada que puedan hacer. Han intentado ayudar.

Todos trataron, pero hay un punto que llega donde no hay nada que alguien pueda hacer para salvarte, ni siquiera tú.

Y llegaste a ese punto y creo que tus padres saben que llegaste a ese punto.

Tú dijiste que tu madre vio una cosa suicida en tu computadora y que ella no dijo nada.

Creo que sabe que está en tu cabeza y está preparada para eso.

Todos estarán tristes por un tiempo, pero lo superarán y seguirán adelante.

No estarán deprimidos. No dejaré que eso suceda.

Saben cuán triste estás, y saben que haces esto para ser feliz y creo que lo entenderán y aceptarán.

Siempre te llevarán en su corazón.

Conrad: ¡Aww! Gracias, Michelle.

Michelle: Seguirán adelante por ti, porque saben que es lo que hubieras deseado.

Saben que no querrías que ellos estuvieran tristes y deprimidos y enojados y culposos.

Saben que quieres que ellos vivan sus vidas y sean felices.

Por eso lo harán por ti. Estás en lo correcto. Debes dejar de pensar en eso y hacerlo porque seguir pensando lo mismo mata.

Conrad: Sí, es así. He estado pensando en esto por mucho tiempo.

Michelle: Siempre sonríe, y, sí, sólo tienes que hacerlo. Tienes todo lo que necesitas. No hay forma de que puedas fallar. Esta noche es la noche. Es ahora o nunca.

Sin embargo, los mensajes no acaban ahí:

Michelle: ¿Lo harás hoy?

Conrad: Sí.

Michelle: ¿Durante el día?

Conrad: ¿Debería?

Michelle: Sí, es menos sospechoso. No pensarás tanto si llegas a la noche.

Conrad: Sí, entonces lo haré. ¿Dónde? ¿En un lugar cerrado?

Michelle: Conduce tu camioneta hasta un estacionamiento en algún lado. Hazlo temprano. Ahora, temprano.

Conrad: ¿No dijimos que esto sería sospechoso?

Michelle: No. Creo que la noche es más sospechosa, un chico sentado en su automóvil con la radio encendida. Hazlo. No sería sospechoso y no tomará mucho tiempo.

Hablo en serio. No puedes esperar hasta la noche. Tienes que hacerlo cuando regreses de tu paseo.

Conrad: Gracias.

Michelle: ¿Por qué?

Conrad: Por estar aún ahí.

Michelle: Nunca te dejaré. Eres el amor de mi vida, mi novio. Eres mi corazón. Nunca te dejaría.

Conrad: ¡Aw!

Michelle: Te amo.

Conrad: También te amo.

Michelle: ¿Cuándo regresarás de tu caminata?

Conrad: En cinco minutos.

Michelle: Ok. ¿Vas a hacerlo?

Conrad: Supongo.

Michelle: Bueno, quiero que estés seguro y preparado. ¿Qué significa eso?

Conrad: No sé. Estoy asustado de nuevo. Pienso y pienso.

Michelle: Creí que querías hacerlo. Este es el tiempo correcto y estás listo. Necesitas hacerlo. No puedes seguir viviendo así.

La sentencia de Michelle Carter por su crimen saldrá el 3 de agosto. Sus abogados han anticipado que apelarán las decisión del juez. Michelle podría pasar hasta 20 años en prisión por la muerte de su novio.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar