Gritos, palabrotas..: "The Times" ofrece una difuminada imagen de qué es ser español

Por MIGUEL P. MONTES. 31/01/2018

El dairio británco publicó un artículo en el que, entre las características que se supone que tenemos, decía que no tenemos ni educación ni discreción.

Imagen del artículo del diario británico

Imagen del artículo del diario británico "The Times" sobre España.





El diario de Reino Unido The Times publicó, hace unos días, un artículo en el que se prevenía a "los guiris" de cómo somos los españoles. Esta representación se expuso de manera difuminada y exagerada, en donde predomina la sorna y la ironía, rozando lo insultante. Este aparece firmado por un redactor jefe del medio, Chris Haslam, en la sección de viajes, donde hablaba de España.



"Aprender el idioma es sólo el primer paso para convertirse en español", empezaba el texto, que seguía diciendo que, para adaptarse, hay que ponerse moreno (o quemarse) y distinguir entre tapas y pintxos. Centrándose en el mundo de la hostelería, donde los españoles celebramos un ascenso, la victoria de un equipo o una reunión familiar, decía que los visitantes tienen que olvidar "las nociones anglosajonas de buena educación, discreción y decoro". Según el periódico, un español entra a un bar para besar y abrazar a todo el mundo, gritar "oiga" al camarero y tirar todo al suelo, excepto los vasos de cristal. Además, añadía que las fórmulas de cortesía "por favor" y "gracias" no las tenemos presentes en nuestro día a día porque "son innecesarios". "Las tapas se comen en la barra, mientras se grita al camarero y se tira todo al suelo, excepto los vasos. Recuerde". En la línea de la gastronomía, dice que el desayuno típico español es la tostada, la sobrasada y un café cortado.




Tras este primer repaso, se centraba en la mujer española, de la que decía que tiene que llevar un abanico: según ellos, "es una herramienta" mientras que la figura del hombre es representada con un traje de luces y una montera, cual torero.



Según Hamles, los trabajadores españoles hacen un descanso en su trabajo a eso de las once de la mañana para tomarse una caña o un sándwich, uniendo el almuerzo con la propia comida, donde consumimos "un menú del día de tres platos". Tras la comida, no podía faltar la típica siesta española.



Al salir del trabajo, el español representado por The Times se vuelve a tomar unas tapas y se va a casa, donde cena alrededor de las diez de la noche con cerveza o vino tinto. Eso sí, sin dejar nada de comida en el plato porque "los países que han sufrido hambrunas son bastante maniáticos". Además, cita programas de Telecinco como Got Talent España o Sábado Deluxe, que podríamos ver en un bar, pero que no podríamos escucharlo por los gritos ya citados.



Y, para rematar, da tres últimos consejos: no pasarse con las propinas porque en España "no se estila", ser ambiguo con los toros y llevarse el teléfono a todos lados, incluso al baño (para comprobar si hemos recibido mensajes de nuestros amantes y por los sensores de luz, que en España duran pocos segundos).

Siendo sinceros, Haslam tiene razón en el tema de los sensores de los baños publicos. El resto... Juzguen ustedes mismos.

No ha sido gracioso para todo el mundo.

Varios españoles o visitantes ingleses han alzado sus voces contra la publicación. Algunos emitían su opinión en Twitter:


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar