martes, 13 de abril de 2021

Torrent aplaza el pleno de la sesión de investidura del Parlament

El presidente del hemiciclo alegaba el derecho de Puigdemont a ser investido como dirigente de Cataluña, asegurando que no hay otro candidato que no sea él.


Torrent aplaza el pleno de la sesión de investidura del Parlament
  • whatsapp
  • linkedin

El Parlament vivirá a partir de las tres de la tarde una sesión de investidura atípìca porque, según lo que parece, el candidato de JxCAT no estará presente en el hemiciclo, aunque quiere aceptar el cargo de formar un Govern estable para la XII legislatura. Por lo tanto, el presidente de la Cámara, Roger Torrent, compareció en rueda de prensa durante la mañana del 30 de enero para explicar cuál será el camino a seguir durante las próximas horas. Mariano Rajoy ya advirtió horas antes a Torrent que debe actuar bajo el marco de la ley. Sin embargo, lo más probable es que el Parlament actúe al límite de la legalidad. Mientras tanto, según fuentes judiciales, el candidato sigue en Bruselas.







Antes de la comparecencia, el vicepresidente de la cámara, Josep Costa (JxCAT), defendía la investidura de Puigdemont frente a “querellas o amenazas”. A las diez menos cuarto daba comienzo la rueda de prensa, en la que Torrent anunciaba que se aplazaba la sesión de investidura porque, según él mismo, “no va a haber otro candidato que Puigdemont”, porque “tiene todo el derecho de ser investido”. No se suspende la sesión, solamente se retrasa. “El pleno de investidura se mantiene convocado, celebrándose cuando se asegure un debate efectivo y con garantías”, declaraba el presidente. “El Estado español ha mostrado una de las caras más oscuras desde el punto de vista democrático”, aseguraba. Confirmaba rotundo que nadie más que los diputados catalanes decidirá quién gobierna Cataluña.







Haciendo alusión a su compromiso de garantizar la inmunidad, prometía velar por la defensa de los derechis de Puigdemont. “Todas mis energías irán centradas en defender la institución y a los votantes”. A su vez, se dirigía a los abogados del Parlament para que garantizasen el derecho del presidente cesado de afrontar un debate de investidura mediante un recurso.

JxCAT, ERC y la CUP habían acordado que Puigdemont fuese nombrado presidente por vía telemática. Sin embargo, las normas de Parlament lo prohíben. Por lo tanto, se consideró la idea de que otro diputado representara al político de JxCAT, leyendo su propio discurso. El Tribunal Constitucional expresó que solo podría ser nombrado presidente si se presentaba en el hemiciclo, ante la posible detención por delitos de rebelión y desobediencia.







Te puede interesar