jueves, 1 de diciembre de 2022

Ignacio Aguado abandona Ciudadanos por "la huida hacia adelante" del partido

El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid asegura "no creer" en el proceso de refundación de la formación porque no conlleva con él una depuración de responsabilidades.


Ignacio Aguado abandona Ciudadanos por "la huida hacia adelante" del partido
  • whatsapp
  • linkedin

El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid y uno de los hombres fuertes de Ciudadanos durante la presidencia de Inés Arrimadas, Ignacio Aguado, ha renunciado a su carnet de afiliado como militante de la formación naranja. El que fuera líder del partido en Madrid critica la "huida hacia adelante" de la dirección nacional de Ciudadanos con la promesa de una refundación del espacio liberal cuando, a su entender, lo que debería producirse en el seno de Ciudadanos es un congreso extraordinario que dilucide el futuro del partido con una nueva directiva.

Para Aguado, esta petición nace de los "nefastos resultados electorales cosechados en Andalucía, unidos a los pésimos resultados obtenidos meses atrás en Cataluña, Madrid y Castilla y León". Ante esto, lo único que ha ofrecido la dirección es una "refundación en la que no creo", asegura el exnúmero dos de la Puerta del Sol. 

El comunicado íntegro de Ignacio Aguado renunciando a la militancia de Ciudadanos, a continuación: 

"Han pasado más de 2 meses desde que solicitara públicamente la dimisión de
toda la Ejecutiva nacional de Ciudadanos y la convocatoria de un Congreso
Extraordinario.

El motivo de mi petición no fue otro que los nefastos resultados electorales
cosechados en Andalucía (donde Ciudadanos paso de 21 a 0 escanos) unidos a los pésimos resultados ya obtenidos meses atrás en Cataluna, Madrid y Castilla y
Leon.

Entendía en junio y entiendo hoy que las sucesivas debacles electorales eran
motivo más que suficiente para que se produjera la dimisión inmediata de toda
la Ejecutiva y se diera voz a los afiliados en un Congreso Extraordinario donde se
acordara un nuevo rumbo y un nuevo liderazgo.

Sin embargo, ninguna de las dos cosas se ha producido. Más al contrario, la
dirección del partido ha decidido emprender una huida hacia adelante, que no
comparto, disfrazada de una refundación en la que no creo.

Y es que el problema no son ni las ideas ni los principios fundacionales de
Ciudadanos, sino la ausencia total de estrategia, el desgaste de la marca y la falta de un liderazgo capaz de volver a ilusionar a los votantes. Y para poner remedio
a eso. o al menos intentarlo. no nace talta una retundacion sino un congreso.

Pero digo más. Aun suponiendo que fuera necesaria una refundación, ésta
tendría que ser impulsada por una nueva Ejecutiva y no por la misma que lleva
tres anos encadenando un fracaso electoral tras otro.

Lamentablemente, no parece que mi petición o mis argumentos hayan tenido
algún tipo de efecto
sobre quienes deben tomar estas decisiones. Y lo siento de
veras.

Un año y medio después de haber dejado todos mis cargos en el partido, me doy
de baja como afiliado con una enorme pena, pero también con la cabeza alta y el
agradecimiento infinito a todos los compañeros y votantes que confiaron en mi
para llevar a Ciudadanos, primero al Parlamento regional y, después, al Gobierno
de la Comunidad de Madrid.

Mi paso por Ciudadanos acaba hoy pero mi amor por España y mi empeño por
legar a mi hijo un país de ciudadanos libres e iguales seguirán vivos para siempre".

El complicado futuro del partido

Ciudadanos pasó de poder tenerlo todo a ser, casi con toda seguridad si no cambia drásticamente el rumbo, una fuerza residual. Albert Rivera pudo convertirse en vicepresidente de un Gobierno de España con una mayoría absoluta de 180 escaños en 2015 con el famoso "pacto del abrazo" con Pedro Sánchez y lo rechazó. Desde ese momento, cada convocatoria electoral ha castigado dicha decisión y ha obligado a tomar decisiones tan dolorosas como la dimisión de Albert Rivera en 2019 tras el pésimo resultado del 10 de noviembre o ahora con esta promesa de refundación de la formación. 

En la actualidad, las encuestas dan un preocupante resultado a Ciudadanos: rondaría el 3% de los votos y no obtendría más de tres diputados. Incluso se ha hundido en Cataluña, su bastión electoral. En diciembre de 2017, Inés Arrimadas ganó las elecciones autonómicas a la Generalitat; ahora sería sexta fuerza política.

Las reacciones desde dentro del partido

Esta decisión de Aguado ha pillado con el pie cambiado a los que fueran sus compañeros. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que siempre se mostró muy cercana a Aguado, fue muy tajante tras conocer la noticia: “Quien no crea y no quiera luchar por el proyecto de centro, que se aparte”. Además, sumó que "cada día recibo más mensajes en este sentido porque somos resistentes, porque somos la resistencia, pero entiendo que haya gente que no crea en el proyecto de centro y que se quiera apartar. Quien quiera luchar que luche y quien no, que se aparte”.

El sucesor de Aguado como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid y secretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, justificó de la siguiente manera el silencio de la directiva ante la decisión de su compañero de militancia: “Ignacio Aguado lleva más de un año fuera de la política y dedicado a su vida personal, y sus opiniones son respetables, pero no son compartidas”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar