domingo, 11 de abril de 2021

Arrimadas intenta aguantar las presiones para unirse al PP

La presidenta de Ciudadanos cumple un año al mando del partido y mira con preocupación cómo una corriente crítica maniobra para retirarla de la dirección naranja.


Arrimadas intenta aguantar las presiones para unirse al PP
  • whatsapp
  • linkedin

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, intenta resistir las presiones surgidas desde hace meses pero reforzadas tras las elecciones autonómicas de Cataluña del 14 de febrero para fusionarse con el PP. No obstante, la diputada mira con preocupación cómo un sector crítico maniobra para apartarla del poder o, al menos, presionar en el rumbo del partido, un Ciudadanos perdido al cosechar varios resultados electorales francamente malos que desdibujan la dirección de Arrimadas y el propio proyecto que los naranjas tienen para España.







La líder naranja mandó un comunicado a la corriente crítica del partido, Renovadores Cs, asegurándoles que va a seguir adelante con su proyecto político porque se siente "más reforzada que nunca" y les ha instado a respetar "la democracia interna" surgida en el seno de Ciudadanos. Es decir: que respeten tanto su nombramiento como presidenta del partido como los nuevos Estatutos de Ciudadanos al igual que la Estrategia Política planteada hace ya un año, respaldados todos con más del 90% de los compromisarios naranjas. En particular, Arrimadas les recordó que su candidatura reunió "al 80% de la militancia" en torno a un proyecto para España, un apoyo que le hace sentirse "más fuerte para seguir adelante". 







Arrimadas no está dispuesta a hacer gestos hacia la corriente crítica para calmar las aguas. La líder naranja apuesta por seguir con su estrategia de partido bisagra con apoyos puntuales al Gobierno de España en el Congreso de los Diputados pero siendo socio de gobierno del PP en diferentes comunidades autónomas -Madrid, Murcia, Castilla y León o Andalucía-. Tampoco destituirá al vicesecretario primero del partido y estratega de la campaña catalana, Carlos Cuadrado. 

La presidenta naranja compareció, como cada lunes, en rueda de prensa tras el Comité Permanente de Ciudadanos y aprovechó este momento para reafirmar su postura frente a la presión de los críticos. "Hemos demostrado que somos un partido de centro, liberal y moderado, que sabe gobernar y estar a la altura cuando somos oposición", subrayó Arrimadas mientras aseguraba que seguirán el mismo camino porque eso supone seguir "defendiendo el interés general". Solo así conseguirá que "Ciudadanos ilusione a millones de españoles" de cara a próximas convocatorias electorales. "No vamos a solucionarles problemas existenciales a aquellos partidos que están en dificultades. El PP necesita lanzar globos sonda, cortinas de humo ante sus malísimos resultados en Cataluña", indicó Arrimadas. 

Un año turbulento

Frente al sector crítico, un grupo reducido apoya a Arrimadas a pesar de todos. Entre ellos están los miembros de la dirección del partido como Edmundo Bal, Marina Bravo, José María Espejo Saavedra, Carlos Carrizosa, Guillermo Díaz, Borja González, que felicitaron el primer aniversario a Arrimadas con el hastag #EnhorabuenaInés. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, con el que Arrimadas no mantiene buenas relaciones personales, también la felicitó. 

Hace ya un año que la líder naranja se hizo con la dirección de la formación naranja tras la dimisión de Albert Rivera por el batacazo electoral de los comicios generales del 10 de noviembre de 2019, un escenario idéntico al de la ahora presidenta de Ciudadanos. La V Asamblea extraordinaria la nombró presidenta de Ciudadanos ante su rival y candidato alternativo, el ahora vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea. 







Te puede interesar