Baldoví (Compromís): “Esta moción huele a habitación cerrada”

El Grupo Plural ha escenificado hoy su ‘no’ a la moción con un tono muy crítico con la ultraderecha

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, en la tribuna del hemiciclo / Congreso
El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, en la tribuna del hemiciclo / Congreso

La moción de censura de VOX sigue desintegrándose a medida que intervienen los diputados. El Grupo Plural ha arremetido hoy contra una moción “oportunista” que “huele a apocalipsis zombi”. Todos han dicho que no la apoyarán. De momento, solo queda por despejar la incógnita del voto del PP, que intervendrá mañana.

Íñigo Errejón ha hecho una analogía con la actitud de VOX: “Recuerden al matón de clase. Era el que más complejo tenía y el que debía ensañarse con los débiles. Pero ese matón es un cobarde”. El portavoz de Más País ha criticado todo el show de la ultraderecha: “España les queda grande, y si no es suya, tiene que estar en llamas. Hoy le presentan una moción a la España del siglo XXI”. Más leña para Abascal: “Le cuesta seguir el ritmo de la clase y por eso hace un par de bromas. Hoy se irá a casa como un bufón”. Abascal le ha contestado con bravuconadas, sin sorpresas: “Señor Errejón, veo que su convivencia con el macho alfa le ha dejado atormentado. Jugó la carta de la moderación para ver si el PSOE le fichaba, pero le salió mal: el Gobierno fichó al matón de clase”.

Joan Baldoví ha empezado su intervención con el resquemor que le quedó por el comentario de Abascal sobre la ropa de los diputados: “Espero que mi camisa remangada y mis vaqueros les parezcan suficientes para subir aquí”. Ha insistido: “En política, la vida privada debe ser sagrada, nunca debe ser una munición. ¿A qué huele esta moción y a qué huele VOX? A habitación cerrada, a falso victimismo y a apocalipsis zombi”. El portavoz de Compromís ha ironizado sobre una moción que, dice, le produce “indigestión intelectual”: “Es una bendición ver a la derecha enfrentada, gracias”. Baldoví ha sentenciado con una idea que se ha repetido durante toda la tarde: “La gente no se merece que sus representantes pierdan el tiempo en esta moción”.

Laura Borrás ha calificado la moción de “operación de márquetin mal disimulada” y ha hecho el juego de palabras: “Censuramos esta moción porque es oportunista y está dirigida a dirimir las diferencias entre las derechas. Podrían haberlo hecho por videoconferencia y habernos ahorrado el pozo sin fondo de barbaridades”. Aunque a la portavoz de JxCat le ha gustado la estrategia de Aitor Esteban de eludir a VOX, ha preferido contraatacar: “No dialogaremos con ustedes y no vamos a normalizar a la extrema derecha. Al fascismo se le combate”. Abascal ha zanjado rotundo: “Dice que al fascismo se le combate; yo digo que al golpismo se le encierra”. La sesión seguirá mañana con la intervención del resto de grupos (Podemos, PP y PSOE) y la votación.