Abascal presenta una moción que nace muerta para disputarse el liderazgo de la oposición

VOX ha defendido hoy su moción de censura al Gobierno como el instrumento para debilitar a los populares

Santiago Abascal defendiendo la moción de censura desde la tribuna / Congreso
Santiago Abascal defendiendo la moción de censura desde la tribuna / Congreso

Más de dos horas de discurso. Abascal ha aprovechado la tribuna para ir lanzando uno a uno los greatest hits de VOX. Poco sabemos de su programa de gobierno, pero estos son algunos de los mensajes que ha ido lanzando con la idea de recalcar el carácter ilegítimo del Gobierno.

Fiscalización del Gobierno

Abascal ha desayuno fuerte hoy. Sobre Sánchez, ha dicho que “se ha convertido en presidente usando malas artes y siendo un mentiroso”. Pero hace autocrítica, porque ni siquiera VOX “preveía” que el Gobierno llegase tan lejos en su intención de traer a España “menos trabajo y más mordidas para sus cómplices de las mafias”. Lo que sí sabían y predijeron es que con Sánchez “tendríamos menos España y más miseria”.

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, también ha tenido su ración de Abascal hoy. El líder de la ultraderecha española ha responsabilizado a Iglesias de “la muerte, la destrucción y el abandono de miles de ancianos en las residencias”. Ha asegurado que “pedían medicinas y les mandaban morfina”. “La historia”, ha dicho, “les juzgará por su cruel abandono”.

Abascal ha elevado el nivel en su discurso y ha criticado incluso la forma de vestir de los diputados de Podemos: “Acuden a la sede de la soberanía nacional vestidos algo peor de lo que exige la etiqueta en los botellones de la facultad”. Y le ha pedido responsabilidades al vicepresidente: “Exigimos respeto al personal del Congreso, que viene uniformado mientras les contemplan vestidos de cualquier manera. Esto no es una herriko taberna ni una casa okupada”.

Presión al PP

Abascal ha apelado también al voto de Casado: “Mantengo el ofrecimiento al PP para construir una alternativa de libertad e igualdad. Nadie va a venir a salvarnos de ellos. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad histórica”. Pero el PP aún no siente el peso de esa responsabilidad sobre sus hombros. Hoy el responsable de Comunicación del partido, Pablo Montesinos, ha reconocido en La 1 que hace ya días que decidieron su voto, pero no lo anunciarán hasta mañana. No se espera un apoyo porque la moción solo beneficia a Pedro Sánchez: “El Gobierno de la mentira saldrá reforzado”, ha dicho. El secretario general, Teodoro García Egea, también ha pedido "que nadie cuente con el PP para salvar al soldado Sánchez".

Política internacional

Abascal ha cargado contra el papel de la UE en la gestión de la crisis: “Europa no es nuestra solución, pero como sigan ustedes en el Gobierno, seremos su problema. No nos salvará Bruselas, antes nos salvará Móstoles otra vez”. Para él, están “desvalijando España”; Bruselas nos “ata por el cuello” y los independentistas, “por los pies”. En esa pulsión autocrática, VOX ha explicitado su apoyo a las formaciones ultraderechistas europeas: “Muchos movimientos en Europa no se van a quedar de brazos cruzados mientras unas oligarquías convierten a los países en estercoleros culturales”.

Al líder de VOX le gusta Trump y le han caído elogios por todos lados: “Han creado una imagen completamente distorsionada de él. Corrigió las imposiciones de aranceles” y eso no se ha visto. Sobre China, el presidente de VOX avisa: “Se ha convertido en la mayor amenaza para el mundo libre. El régimen es más implacable que nunca. China tiene que pagar”. Abascal les ha responsabilizado a lo largo de todo el discurso de la expansión del virus e incluso ha especulado con que el origen de la pandemia está en un laboratorio. También ha habido un poquito de Soros, que “por qué [Sánchez] le ha dado orden al CNI de protegerle”, que “cuánto le debe” el presidente del Gobierno al multimillonario etc.

Política migratoria

Sobre migración, nada nuevo. Abascal ha defendido la expulsión de las personas que llegan a España y ha equiparado a los que les ayudan en el mar con las mafias: “Hay que blindar nuestros mares para que ni los piratas negreros argelinos ni las ONG se acerquen a las costas y trafiquen con el sufrimiento de miles de personas. Hay que expulsar a los inmigrantes que vengan de forma irregular. Hasta Francia está expulsando a miles de yihadistas”.

En un discurso monótono, sin nada especialmente distinto y después del alegato de Ignacio Garriga, candidato ya reforzado para las catalanas, no parece que Abascal pueda convencer al PP. Su intención es desbancar a los populares para hacerse con el liderazgo de la oposición. Queda por ver el discurso de Casado. Por la tribuna irán pasando de menor a mayor número de diputados los portavoces de todos los partidos que quieran subir. De momento, una vez termine el debate (puede seguir hasta el jueves), se comunicará la hora de la votación.