Dolores Delgado y Baltasar Garzón... ¡son pareja!

La pareja ha formalizado su relación el pasado mes de junio y sus familias son conscientes

Dolores Delgado y Garzón
Dolores Delgado y Garzón

Sorpresa en el mundo judicial y en el político español: la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, y el ex-juez, Baltasar Garzón, son pareja y acaban de formalizar su relación sentimental. Ambos están juntos desde el pasado mes de junio. Los rumores de una posible relación se iniciaron en el año 2018, cuando Delgado era la ministra de Justicia, pero nunca confirmaron los rumores.

La relación se habría iniciado en el año 2018, cuando Dolores Delgado era ministra de Justicia

Según ha publicado El Español, la relación se hizo oficial el pasado mes de junio y ya se dejan ver como cualquier pareja por las calles de la ciudad de Madrid. Ambos están separados y sus respectivas familias son conocedoras de la relación.

Una historia de amor que ha sorprendido a muchas personas pues Garzón y Delgado se conocen desde el año 1993 cuando ella logró la plaza de fiscal en el Juzgado Número 5 de la Audiencia Nacional, donde Garzón era titular. Desde el círculo de la fiscal general se ha querido dejar claro que esta relación no va a interferir, en ningún caso, en su tarea profesional.

Casi treinta años después de aquello, la relación ya no es solo profesional, también sentimental. Baltasar Garzón ha protagonizado algunos de los casos más mediáticos en la Audiencia Nacional hasta que fue expulsado de la carrera judicial, en el año 2012, tras ser condenado por el Tribunal Supremo a un total de once años de inhabilitación por un delito de prevaricación que los magistrados consideraron que había llevado a cabo durante la instrucción del caso Gürtel. Desde ese momento, Garzón se ha volcado en su carrera como abogado y tiene un bufete especializado en asuntos de ámbito internacional.

Dolores Delgado, es una de las fiscales más importantes en la especialidad de terrorismo y yihadismo hasta que en el año 2018, Pedro Sánchez la nombró como ministra de Justicia. Pero a comienzos de este año, con la formación del nuevo gobierno de coalición, el Congreso de los Diputados la nombró, con bastante controversia, como Fiscal General del Estado a propuesta del propio Pedro Sánchez.

Fuentes cercanas a Delgado quieren dejar claro que su relación con Baltasar Garzón no va a incidir en sus funciones como Fiscal General del Estado, entre otras cosas, por ser un abogado que desarrolla su trabajo fuera de España, fundamentalmente. En caso de que pudiera provocar algún tipo de incompatibilidad o conflicto de intereses, la Fiscal General del Estado se abstendría de intervenir.