Vivir en la zona sur de Madrid: diez años menos de vida y 92.000 euros menos de renta

Madrid mantiene unas desigualdades sociopolíticas que no son defendibles en el año 2020

Villa de Vallecas
Villa de Vallecas

El confinamiento establecido por Díaz Ayuso en un intento, a la desesperada, de parar la pandemia por el coronavirus, ha dejado al descubierto una realidad que parece imposible en el año 2020: en la ciudad de Madrid existe un muro invisible que separa a la población entre los vecinos del norte (privilegiados) y los del sur (pobres). Así, una persona que resida en un barrio del sur puede llegar a vivir diez años menos de vida y ganaría unos 92.000 euros menos de renta anual.

El confinamiento que entra en vigor el día 21 de septiembre afecta a los barrios más pobres de Madrid

Un estudio reciente demuestra que el barrio más pobre de Madrid es San Cristóbal (en el distrito de Villaverde) donde los ingresos medios son de 19.587 euros al año. La otra cara la protagoniza el barrio de Valdemarín (en el distrito Moncloa-Aravaca) con unos ingresos medios de 112.321 euros.

Si hablamos de esperanza de vida, nos encontramos que en Amposta (en el distrito de San Blas) es de 78,4 años. Pero si nos vamos a El Goloso, la esperanza sube hasta los 88,7 años de edad. Una demostración más que en Madrid hay grandes diferencias entre el norte y el sur. Dichas diferencias han quedado demostradas todavía más tras el confinamiento decretado por Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, que afecta a algunas de las áreas más pobres de la capital.

La realidad es que esas diferencias se viven desde hace muchos años. Ya en el año 2015, la zona norte era la que había votado en bloque al Partido Popular, mientras el sur había votado a Ahora Madrid. Una gran diferencia ideológica que corresponde a una desigualdad social y económica de la que no se habla suficiente, una situación que arrastra la ciudad de Madrid desde hace varias décadas entre los distritos del norte y del sur; entre los del oeste y los del este.

Casualmente, todas las zonas básicas de salud que tendrán que confinarse a partir del día 21 de septiembre, lunes, están en la zona este y sur: Ciudad Lineal, Carabanchel, Usera, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Villaverde.

Cualquier persona que viva en Madrid, sea de nacimiento o de adopción, sabe que no es lo mismo vivir en el Viso que en Carabanchel. Ser de Usera o de Aravaca. Solo hay que tener en cuenta que el barrio con la renta neta media más baja, por hogar, es el Puente de Vallecas con 25.537 euros al año. Mientras tanto, en un hogar de Chamberí, entran en un hogar 65.995 euros netos de media.

Otro dato a tener en cuenta: mientras que solo un 5,5% de los residentes en Entrevías (Puente de Vallecas) tienen estudios superiores; en Valdemarín, la cifra se dispara al 62,9%.

Pero, estos problemas no vienen de ahora, según el politólogo Julio Embid, estamos ante una desigualdad que se ha ido heredando de generación en generación y que se inició con las decisiones tomadas durante el franquismo durante los años 40 y 50 del siglo pasado.

Etiquetas