lunes, 17 de mayo de 2021

Las dos caras de la moneda: bloqueo del PP y apertura de Cs a pactar con Sánchez

El presidente del Gobierno se reunió con Casado y Arrimadas por separado con dos posturas diferentes pero un argumento común: la influencia "negativa" de Podemos.


Las dos caras de la moneda: bloqueo del PP y apertura de Cs a pactar con Sánchez
  • whatsapp
  • linkedin

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado el nuevo curso político con diversas posturas sobre los apoyos con los que podrá contar de cara a los próximos meses en un momento de gran trascendencia: la presentación, debate y votación de los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE). El líder socialista ha convocado este miércoles y jueves a los representantes políticos con más representación en el Congreso de los Diputados, y los dos primeros en reunirse con el presidente fueron el líder del PP, Pablo Casado; y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. 

Sánchez pudo ver las dos caras de una moneda con sendas reuniones. Por un lado, el bloqueo del PP a apoyar o facilitar las líneas presupuestarias para que España tenga unas nuevas cuentas que permitan afrontar las consecuencias sociales y económicas de la pandemia del coronavirus, aunque Casado sí tendió la mano al Gobierno para alcanzar un gran pacto de Estado por la Sanidad o la creación de una Agencia Nacional para la Recuperación Económica para la que ofrecería el apoyo en su tramitación por procedimiento de urgencia, "que permita evitar discrecionalidad y clientelismo, con respaldo parlamentario y sea dirigida por una persona independiente".

El líder de la oposición, después de un encuentro de dos horas con el líder del Ejecutivo, remarcó que su partido está “dispuesto a arrimar el hombro” pero advirtió que no se puede mirar al contrario por encima del mismo. "La pelota está en el tejado de Pedro Sánchez, pero ya aseguro que por nosotros no va a quedar", subrayó. 

Casado también señaló como importante el fortalecimiento del marco legal con medidas eficaces para combatir el coronavirus, con una fórmula adecuada para coordinarse con las comunidades autónomas, que conlleve “garantías, agilidad y eficacia”. Una modificación que sería mucho más viable si se alcanzara un Pacto de Estado por la Sanidad "fuera de la confrontación partidista y que se prolongue en el tiempo", que incluya medidas ya planteadas como la Agencia Nacional de Salud, un depósito de medicamentos, refuerzo de la Atención Primaria y reconocimientos a sanitarios en el ámbito laboral.

La presidenta de Ciudadanos, sin embargo, tuvo un tono menos exaltado y más conciliador. Arrimadas pidió unidad política porque “es una obligación moral dejar las luchas partidistas y centrarnos en las soluciones”. “El Gobierno de España es el primero que lo tiene que asumir, trabajar con todas las fuerzas políticas, ayudando a todas las comunidades autónomas con humildad”, ha espetado. 

En su reunión con Sánchez en Moncloa, Arrimadas ha recordado la importancia de “garantizar la vuelta al cole” con “una estrategia nacional y no 17” así como “un plan de conciliación” para las familias con hijos contagiados. Así, le ha pedido a Sánchez que “asuma el liderazgo y la coordinación”.

Te puede interesar