Podemos pide que se defienda a Iglesias y Montero ante el acoso que sufren

El portavoz del partido en el Congreso ha asegurado que las instituciones van “bastante tarde”.

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, en el Congreso de los Diputados.
El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, en el Congreso de los Diputados.

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, ha lamentado el acoso que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias; y la ministra de Igualdad, Irene Montero, llevan sufriendo desde hace tres meses tanto en su domicilio de Galapagar (Madrid) como en sus vacaciones o en redes sociales. Uno de los hombres de confianza del líder morado ha asegurado que es “una evidencia” este acoso contra los miembros del Gobierno.

“En el momento en que se permite que durante más de tres meses haya energúmenos acosando a una familia con niños pequeños, gritando barbaridades, y se les persigue en vacaciones, se manda un mensaje muy peligroso”, ha subrayado en una entrevista en RNE. 

Por ello, el diputado de Podemos por Zaragoza ha asegurado que “el acoso a cargos públicos puede quedar impune y se puede prolongar porque no pasa nada”. Unas amenazas que, a juicio de Echenique, podrían extenderse al rey Felipe VI o a los empresarios del país porque, al jsutificarse todo tipo de escrache, no se diferenciaría entre unos u otros líderes de opinión o políticos en el país. 

Por ello, ha instado a las instituciones a actuar a través de la Fiscalía o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado “lo antes posible” para que se tomen medidas.

El secretario de Organización de Podemos, Alberto Rodríguez, concedió una entrevista en El programa del verano en donde aseguró que las actuaciones ya van “demasiado tarde” y que este tipo de actos no pueden quedar impunes. 

Echenique también ha tratado otros temas. Para el portavoz morado, no es sensato declarar otro estado de alarma “a día de hoy”. Sin embargo, ha sumado lo siguiente: “Si no somos capaces de controlar el virus y hay una segunda ola habrá que tomar las medidas que haya que tomar”. También abarcó la situación judicial de miembros de su propio partido, tachando de “rumorología” y “bulo” las acusaciones del exabogado de Podemos José Manuel Calvente. 

Momentos delicados para la pareja

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias; y la ministra de Igualdad, Irene Montero, tuvieron que afrontar el pasado fin de semana un nuevo escrache en su domicilio de Galapagar, en Madrid, por parte de un grupo de ultraderecha. 

Los agentes de la Guardia Civil que protegen la residencia de los dos miembros del Ejecutivo intentaron detener a los agresores, acto que no se produjo porque acabaron escapando. Los manifestantes emitieron consignas como "Iglesias, chúpamela" y arrojaron pelotas de tenis al interior de la vivienda. 

Frente a este grupo también se concentraron ciudadanos afines a Unidas Podemos para mostrarles su apoyo. 

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...