De Toledo abre la puerta a mantener su escaño en el Congreso

La exportavoz del PP en la Cámara Baja asegura que es una decisión que tiene que meditar profundamente pero recalca "el compromiso con 280.000 catalanes".

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, desde su escaño.
La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, desde su escaño.

La exportavoz del PP en el Congreso de los Diputados Cayetana Álvarez de Toledo ha abierto la puerta a mantener su escaño como parlamentaria por Barcelona, la única diputada del PP en toda Cataluña. La todavía miembro del Grupo Parlamentario Popular aseguró lo siguiente en una entrevista en la Cope: “Tengo que meditar profundamente. Tengo un sentimiento de deuda y de compromiso personal con los 280.000 catalanes que votaron en las últimas elecciones”.

La que fuera mano derecha del presidente del PP, Pablo Casado, ha arremetido contra él porque “mi manera de ejercer la libertad era incompatible con su autoridad”. “Yo pienso que la libertad no es indisciplina y que mi libertad nunca fue un ataque a la autoridad de Pablo Casado", ha respondido. 

Por ello, De Toledo ha asegurado que la derecha española le tiene que dar “la batalla cultural” a la izquierda. "La moderación no la puede decidir la extrema izquierda. No logro desanimarme políticamente. Yo veo que España está al borde de una depresión profunda y que tenemos una obligación moral de decir que España no está obligada a repetir sus fracasos históricos", aseguró. “Los medios interpretaron que la intervención de Casado fue un conjunto de réplicas a mi intervención. Me preocupa que dijera que "un partido debe parecerse lo más parecido a la sociedad", lamentó.

“Murió matando”

"Mi cese es perjudicial para el grupo parlamentario, para el PP y para una España fuerte, adulta, moderna y de ciudadanos libres e iguales", subrayó De Toledo cuando dio explicaciones sobre el cese que le había comunicado esa misma mañana el presidente del PP.  De Toledo dijo que había mantenido una reunión que se dilató durante dos horas en el despacho personal de Casado en Génova 13 en el que intercambiaron ideas y discutieron sobre la posición actual del partido en estos momentos, especialmente delicados, para la política española. Por ejemplo: la diputada por Barcelona se mostró en contra de negociar con el PSOE los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) o la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), algo a lo que podría abrirse la directiva nacional de los populares. 

Uno de los motivos más acuciantes que esgrimió Casado para arremeter contra la diputada fue el siguiente: "El presidente del PP considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad. Es una visión de su autoridad que yo no comparto". Ante este choque de visiones, De Toledo aseguró lo siguiente: "Casado necesita personas con criterio propio. Lealtad y criterio propio son compatibles, al menos en mi opinión". 

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...