ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

De Toledo abandonaría la portavocía del PP antes de que la sustituyeran

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 11/08/2020

Fuentes cercanas a la única diputada de una circunscripción catalana del PP aseguran que es "un error".

El presidente del PP, Pablo Casado, durante la sesión de control al Gobierno.

El presidente del PP, Pablo Casado, durante la sesión de control al Gobierno.

El PP está estudiando la estrategia a seguir de cara al próximo curso político. El Comité Ejecutivo Nacional del PP ha puesto en una balanza los pros y contras de su acción acometida durante los primeros meses de la XIV legislatura, marcados por la pandemia del coronavirus. Uno de los errores que pesarían demasiado dentro de Génova 13 sería la portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, con un perfil demasiado "duro" para el ala moderada del partido.

La que fuera una de las apuestas personales del presidente del partido, Pablo Casado, está más en cuestión que nunca. Algunas fuentes apuntan a que su puesto está ya sentenciado e incluso hablan de la vicesecretaria de Política Social del partido, Cuca Gamarra, como su sustituta. Sin embargo, apuntan que Álvarez de Toledo abandonaría su puesto antes de que la sustituyeran. Por el otro lado, personas cercanas a la dirección nacional aseguran que, en el caso de que no se fuera, "le señalarían la puerta de salida".  

El primer paso hacia la destitución de la portavoz ha sido el cese fulminante del asesor parlamentario del PP, Gabriel Elorriaga. Este era una apuesta personal de la portavoz. De Toledo llegó a decir que si él caía, ella se iría. Por ahora, mantiene su puesto ante presiones de diferentes áreas de la formación para que dé un paso al lado.

El futuro sobre la portavocía del PP se dirimirá antes del inicio del nuevo curso político. Para la portavoz, el intento del partido de ocupar parte del centro político es "un error", con Vox pisándole los talones. Sin embargo, hay cierto mutismo oficial sobre el futuro de Álvarez de Toledo desde su entorno y también alrededor de Génova 13. 

La gota que colmó el vaso fue la arrolladora victoria del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en las elecciones autonómicas del 12 de julio. El líder gallego cosechó su cuarta mayoría absoluta, con el 48% de los votos y 42 escaños y ha sido uno de los barones más críticos con la labor de la portavoz en la Cámara Baja. Ambos han mantenido un pulso dialéctico en los medios que, por ahora, parece que gana el sector moderado a nivel nacional -con voces como la de la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor- y autonómico -con el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla; el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; o el propio Feijóo-.