ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

Torra no militará en el JxCAT de Puigdemont

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 11/08/2020

El presidente de Cataluña se desmarca del proyecto de su antecesor ante las dudas sobre la cohesión y apoyo.

El presidente de Cataluña, Quim Torra, durant un acto del partido de JxCAT.

El presidente de Cataluña, Quim Torra, durant un acto del partido de JxCAT.

El presidente de Cataluña, Quim Torra, no militará en el nuevo partido de su antecesor y mentor político, Carles Puigdemont. El líder del Ejecutivo, que pertenecía a la coalición de partidos JxCAT durante la actual legislatura, ha decidido dar un paso al lado y no militar en el nuevo proyecto político de Puigdemont aunque participó en su acto inaugural. De esta manera, se encuentra en un paradigma digno de análisis: ni Artur Mas, que no se ha pronunciado sobre el nuevo partido independentista dentro del espectro político catalán, ni el propio Torra estarán apoyando al expresident. Ambos le habían mostrado su apoyo hasta el momento. 

El líder del Govern no ha esgrimido sus argumentos para no estar presente en el nuevo partido de Puigdemont. Sin embargo, es evidente que Torra no estaría de acuerdo con la principal línea política de Puigdemont, algo que extraña a la dirección de JxCAT. Quizá haya molestado a Torra el no ser miembro activo y directo de la nueva directiva del partido, algo que hubiera esperado de alguien tan cercano y querido para el presidente autonómico como es el propio Puigdemont. 

Las raíces más hondas del PDeCAT vuelven a salir a la luz. Con ellas, emanan la desconfianza y recelo de parte del independentismo tradicional conservador catalán, escéptico ante un plan acelerado del expresidente de Cataluña y receloso de que pueda superar a su principal rival en el independentismo, ERC. Sin embargo, desde JxCAT aseguran que tienen una estructura fuerte y capaz de cohesionar tanto, dentro y fuera del partido, que podría cosechar un muy buen resultado electoral. 

La dirección de JxCAT como partido

El nuevo partido formalizó el pasado 1 de agosto el organigrama con el que le disputará a ERC parte del electorado independentista de cara a las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo otoño. Puigdemont se hizo con la presidencia del partido al no haber otra candidatura de peso. 

El exlíder autonómico designó a Elsa Artadi, la que fuera portavoz del Govern que proclamó la fallida independencia de Cataluña el 27 de octubre de 2018, como vicepresidenta primera y portavoz del partido, así como a Josep Rius como vicepresidente segundo del partido. Jordi Turull y la alcaldesa de Vic, Anna Erra, serán el tercer y cuarta vicepresidenta del partido. 

La ejecutiva nacional del partido tendrá 18 nombres más. Todos ellos pertenecen a la candidatura unitaria que ha presentado el expresidente de Cataluña que servirá para que el partido eche a andar con una candidatura fuerte y una dirección bien formada que dé una imagen de seguridad y compromiso con el espíritu independentista.