ESPA√ĎA | LAS MASCARILLAS TRANSPARENTES, UNA BARRERA MENOS PARA LAS PERSONAS SORDAS

Coronavirus: Mascarillas transparentes para todos

Un millón y medio de personas con discapacidad auditiva tienen problemas por culpa de las mascarillas

Mascarilla transparente

Mascarilla transparente

La mascarilla se ha convertido en una pieza m√°s de nuestra indumentaria por culpa de la pandemia por el coronavirus. Pero, tambi√©n, ha dejado al descubierto un problema: se ha convertido en una importante barrera para las personas sordas que no pueden leer nuestros labios y, con ello, no son capaces de interactuar con los dem√°s. Por esa raz√≥n, cada vez m√°s ciudadanos apuestan por las mascarillas transparentes. Hay que recordar que solo en Espa√Īa hay un mill√≥n y medio de ciudadanos que padecen alguna discapacidad auditiva.

Algunas personas con discapacidad auditiva se han encontrado con situaciones muy complicadas desde el comienzo de la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, tener que pedirle a una cajera de un supermercado que se quite la mascarilla para poder leerle los labios, lo que implicaba un riesgo de contagio. Por esa raz√≥n los colectivos de personas con discapacidad auditiva recuerdan que existen las mascarillas transparentes que, en medio de todo lo que estamos viviendo, favorecen la comunicaci√≥n. La gran pregunta es: ¿deber√≠a todo el mundo usarlas para ayudar a las personas con problemas de audici√≥n a comunicarse?

Todo el mundo debería usar mascarillas transparentes para evitar la discriminación de las personsa sordas

Solo en Espa√Īa hay un mill√≥n y medio de personas que presentan alg√ļn grado de discapacidad auditiva, seg√ļn el Instituto Nacional de Estad√≠stica. Algunas utilizan el lenguaje de signos en su d√≠a a d√≠a, otras se apoyan en la lectura de labios para poder mantener la comunicaci√≥n y la relaci√≥n social.

Por todo ello, cada vez m√°s voces est√°n a favor del uso de las mascarillas transparentes en vez de las actuales (quir√ļrgicas, de tela…) ya que no solo ser√≠an √ļtiles para las personas sordas o con alg√ļn grado de discapacidad auditiva, tambi√©n para las personas de su entorno, sus familiares, los profesionales sanitarios, compa√Īeros de trabajo, amistades o, incluso, en el transporte p√ļblico. Incluso, algunos expertos van m√°s lejos todav√≠a y creen que las mascarillas que dejan visible parte de la cara ayudan a normalizar las relaciones sociales en la ciudadan√≠a. Ya se han usado en reuniones entre autoridades del √°mbito pol√≠tico. Por ejemplo, Fabi√°n Picardo, primer ministro de Gibraltar, utiliz√≥ una mascarilla transparente en su reciente reuni√≥n con Arancha Gonz√°lez Laya, ministra de Exteriores de Espa√Īa.

Aitor Bedialauneta, máximo responsable de la Federación de Personas Sordas de la comunidad del País Vasco, asegura que la pandemia por el coronavirus ha provocado nuevas barreras para las personas con discapacidad auditiva o sordas , que se suman a los numerosos problemas que tienen en su día a día. Para poder comunicarse tienen que saber como gesticula la otra persona o abre la boca, ya que el mensaje cambia totalmente. Hoy en día, con las mascarillas, eso es imposible.

La Federaci√≥n est√° trabajando con distintas empresas del Pa√≠s Vasco para poder homologar un modelo de mascarilla que sea transparente y que est√© avalada por la Agencia Espa√Īola del Medicamento. Su objetivo es conseguir una mascarilla 100% transparente, que permita respirar, cuyo material sea respetuoso con el medio ambiente y que cumpla toda la normativa sanitaria. A pesar de ello, desde la Federaci√≥n recuerdan que es urgente aumentar el n√ļmero de interpretes de signos, contenido audiovisual subtitulado… para acabar con las barreras de comunicaci√≥n a las que se enfrentan las personas sordas.