Exaltación franquista en Sálvame deja solo a Jorge Javier Vázquez

La visita de Agatha Ruiz de la Prada (ex de Pedro Jota) y su hija provocaron otro polémico debate político

Jorge Javier Vázquez contra Cayetana Álvarez de Toledo en el Deluxe frente a Ágatha Ruiz de la Prada, Cósima Ramírez y María Patiño
Jorge Javier Vázquez contra Cayetana Álvarez de Toledo en el Deluxe frente a Ágatha Ruiz de la Prada, Cósima Ramírez y María Patiño

Sálvame vuelve a estar en el centro de la polémica del debate político. Y es que aprovechando una doble visita de Agatha Ruiz de la Prada (ex de Pedro J. Ramírez) y su hija Cósima, era de esperarse que se iba a hablar de política. Aunque eso sí, esta vez salió la vena derechista de invitadas y colaboradores frente a un Jorge Javier Vázquez que ya ha declarado que no quiere dar alas al fascismo en su programa. María Patiño y Antonio Rossi, simpatizantes de los sectores más derechistas de Sevilla, quisieron hundir y hacer quedar mal al presentador que cambió de tema para no volver a situarse en la controversia.

La asistente de Cayetana Álvarez de Toledo

Lo que estaban vendiendo como una superentrevista de madre e hija evidenció lo despegada que está alguna gente del mundo. Y en eso le tocó a la simpar Agatha Ruiz de la Prada y a su hija, que cometió varios errores garrafales durante la entrevista (dialécticos y de cultura general). Aunque se le perdonó su juventud y sus pocas tablas frente a los medios, lo cierto es que todo se torcería en el momento que salió la política.

Y es que su madre dijo orgullosa que había hecho una pasantía como asistente de Cayetana Alvarez de Toledo, uno de los momentos que sorprendió a todos los colaboradores y al presentador. Jorge Javier Vázquez aludía con ironía a la moderación de la diputada del Partido Popular mientras que María Patiño defendía la libertad de expresión. No obstante, y de nuevo, hablar de política trajo un enfriamiento de la charla en el momento que se aludió a Francisco Franco.

Enaltecimiento del franquismo para sorpresa de Jorge Javier

Pasadas las ideologías, se trajo a plató el tema de la exhumación de Franco, a lo que Cósima Ramírez no dudó en opinar sobre el tema. Y es que para la diseñadora todo se trata de un plan de distracción político perpetrado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para que la sociedad no se entretenga en asuntos mayores. María Patiño la apoyaba frente a la incredulidad del presentador que volvió a decir que no quería que se exaltaran los pensamientos de ultraderecha en su programa.

Ágatha intentó poner paz en la discusión en la que el catalán se encontraba solo. Y es que como todo el mundo, de los allí presentes (Lydia Lozano, Antonio Rossi, la presentadora de Socialité o Belén Esteban) viran su pensamiento ideológico hacia la derecha. Jorge no tuvo ningún apoyo esta vez porque los pupilos de Ana Rosa Quintana tuvieron libertad para promover los pensamientos del Partido Popular o VOX. Finalmente, el conductor quiso apaciguar las aguas aludiendo a lo que tiene hablar sobre política en televisión teniendo como consecuencia la enemistad de las personas.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...