ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

La razón por la que es complicado quitarle la inviolabilidad al Rey

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 11/07/2020

El planteamiento de Pedro Sánchez para limitar la foralidad a Felipe VI con el que se podría “actualizar” la Constitución supondría un largo proceso parlamentario y electoral.

El rey Felipe VI presidiendo el Comité de Gestión Técnica del coronavirus en el Palacio de La Zarzuela.

El rey Felipe VI presidiendo el Comité de Gestión Técnica del coronavirus en el Palacio de La Zarzuela.

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

No están siendo momentos fáciles para la Corona con las últimas informaciones publicadas acerca de las presuntas cuentas fraudulentas del rey emérito Juan Carlos. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió a poner encima de la mesa la posibilidad de limitar la inviolabilidad del Jefe del Estado a los actos institucionales, así como la foralidad de los parlamentarios. Sin embargo, el proceso por el cual se podría reducir este derecho del rey de turno conllevaría un largo proceso parlamentario y electoral que España no puede afrontar en este momento.

El artículo 168 de la Constitución recoge lo siguiente: 

      1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título Preliminar, al Capítulo Segundo, Sección 1.a del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes. 

      2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras. 

      3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación. 

Actualmente, no existen dos tercios del Congreso ni del Senado a favor de modificar el Título II de la Constitución, la que configura la Jefatura del Estado. Además, las nuevas Cortes que emanarían de unas elecciones generales tendrían que estudiar la redacción de los nuevos artículos a incluir en la Carta Magna para, posteriormente, someterlo a referéndum. Es decir: no se dan ninguna de las condiciones para hacer efectivo este cambio ni, mucho menos, el debate sobre una posible república como configuración nuevo modelo de Jefatura de Estado.

TAMBIÉN EN: