ESPAÑA | ELECCIONES AUTONÓMICAS 12-J

Feijóo tendría mayoría absoluta y Urkullu necesitaría del PSE para gobernar

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 25/06/2020

Según el CIS, Vox no tendría cabida en el Parlamento de Galicia y la alianza PP+Cs en el País Vasco no mejoraría sus resultados.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; y el lehendakari Iñigo Urkullu.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; y el lehendakari Iñigo Urkullu.

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

Alberto Núñez Feijóo ganará las elecciones que se celebren en Galicia el próximo 12 de julio, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El barón popular tendría un 46% de los votos (40-42 escaños escaños), casi el doble que la candidatura de Alberto Caballero y el PSdeG, que tendría un 19,5% del electorado (16.18 escaños). El BNG aprovecharía su tirón en Galicia para ser tercera fuerza política y aglutinar el 16,8% del electorado (12-14 escaños), y Galicia en Común tendría un 7,2% de los votos (cuatro-seis escaños). 

Por lo tanto, Feijóo podría liderar de nuevo el gobierno de Galicia, uno de los bastiones del PP a nivel nacional. El candidato popular dependerá de la división del voto de centro-derecha. Enfrente tiene a tres fuerzas de la izquierda que, a la mínima que el PP no consiguiera la mayoría absoluta (38 escaños) se aliarían para derrocar a Feijóo como presidente. 

Urkullu corre la misma suerte

El CIS también da una victoria similar al lehendakari, Iñigo Urkullu. El PNV ganaría con holgura las elecciones autonómicas con el 40,8% de los votos (31-34 escaños), por delante de EH-Bildu, que tendría un resultado aceptable: 19% del electorado (16.18 escaños). El PSE tendría un 15,2% de los votos (11-13 escaños), por delante de la izquierda de Podemos y su 14,9% del electorado (11-12 escaños). La alianza electoral entre el PP y Ciudadanos tendría un 5,9% de los votos (tres-seis escaños). 

Por lo tanto, Urkullu tendría muy accesible revalidar su cargo al frente del gobierno vasco. Podría elegir socio de ejecutivo, pero todo apunta a que reeditará la alianza gubernamental con el PSE.