ESPAÑA | CUMPLIDOS LOS 9 DÍAS DESDE QUE SE LES VIO POR ÚLTIMA VEZ, NADA SE SABE DE ELLOS

La insólita desaparición de Marc y Paula en el pantano de Susqueda (Girona)

Por EDURNE G. ORDÓÑEZ. 02/09/2017

Marc Hernández Pérez y Paula Mas Pruna, de 23 y 21 años, tomaron un refresco en un local próximo al pantano donde iban a navegar en kayak, el 24 de agosto. Nada se sabe de ellos.

  • Los bomberos de Girona en el pantano de Susqueda.
    Los bomberos de Girona en el pantano de Susqueda.
  • Marc y Paula.
    Marc y Paula.
  • SOS desaparecidos colabora.
    SOS desaparecidos colabora.
desaparecidos
Marc Hernández Pérez
Paula Mas Pruna
pantano de Susqueda

Insólito, extraño, inaudito; cualquier adjetivo de sorpresa cabe en esta historia que cumple 9 tristes días. La desaparición de Marc Hernández Pérez, estudiante de ingeniería forestal, de 23 años; y su novia, Paula Mas Pruna, de 21 años, no tiene explicación alguna, por el momento. En el lugar de los hechos, el pantano de Susqueda, en el municipio de Osor (Girona), los equipos de búsqueda y rescate han permanecido hoy, sábado, 2 de septiembre, hasta las 20:00h, sin resultado. Mañana regresan al lugar, para continuar con su tarea.

Jueves, 24

El jueves, 24 de agosto, Marc y Paula salen de sus domicilios, cargan el coche con sacos de dormir, víveres y enseres útiles para pasar unos días de disfrute, en el pantano de Susqueda, con la intención de navegar por sus aguas, a bordo de un kayak hinchable que portan sobre el techo del coche en el que viajan, un Opel Zafira.

Esa mañana, se les ve sacar dinero de un cajero de Cellera de Ter y entrar en un restaurante del Pasteral, informa E.b. en el Diari de Girona, poblaciones cercanas al pantano al que se dirigen. El primer testimonio que se recoge es de la responsable de un bar, Simona, a la que preguntan cómo llegar a la zona que buscan y ella les dice que está a unos 9 km, a la vez que les indica cómo llegar. La pareja habla con Simona ese jueves, 24, entre las 13:00 y las 15:00h, mientras se toman unos refrescos en el local.

Terminada la consumición, entran en su coche, cargado con el kayak en el techo, y salen del aparcamiento, rumbo al lugar que quieren conocer, al que se llega por una carretera que, en la medida que se continúa la marcha, se convierte en un camino rural de tierra.

Viernes, 25

Ante la imposibilidad de comunicar con Marc y Paula, sus familias y amigos, en la tarde del viernes, 25, se alarman. Prácticamente, no saben nada de la pareja, desde que emprendieron el viaje. Los padres de Marc, en Arenys de Munt, y los de Paula, en Cabrils, se comunican y comparten su preocupación. Ni han llamado, ni responden a sus llamadas.

La misma incertidumbre cae sobre los amigos de la pareja. Simona, quien les sirvió los refrescos y les indicó cómo llegar al pantano, ha comentado que, la en la tarde del viernes se acercaron al establecimiento varias personas, que le preguntaron si había visto a los jóvenes y, ella, tras identificar a Paula y costarle algo más, a Marc, les dijo que sí habían estado allí y que se habían ido al cabo de un rato.

Sábado, 26

Ya en la noche del viernes comienzan a saltar las alarmas y el temor de que algo les ha pasado. En la mañana del sábado, 26, los familiares de la pareja acuden a la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de Premià de Mar, para denunciar su desaparición.

Esa misma jornada, familia y amigos difunden en las redes sus fotografías, piden que si alguien les ha visto o sabe algo de ellos, informen a los Mossos. La preocupación es más que latente. No responden a ningún tipo de comunicación, ya sea por teléfono o redes sociales.

Esa misma tarde del sábado, tres chavales de Santa Cristina d'Aro (Girona), van de excursión en moto hasta el pantano y se quedan en la zona del embarcadero, con la intención de bañarse. Cuando están en el pantalán ven que algo flota en el agua, muy cerca, tanto que, como cuenta uno de los chicos, Otto Heller, lo cogieron con la mano.

Se trata del kayak de Marc. Está flotando en uve, con la proa y la popa fuera del agua, y la parte central hundida. Al ir a cogerlo y acercarlo hacia el embarcadero, se dan cuenta de que en el interior hay 3 o 4 piedras grandes, que empujan la embarcación hacia el fondo del agua.

Quitan las piedras, lo sacan del agua y ven que está pinchado, rajado, así es que lo dejan y siguen con su baño.

Las redes se ‘incendian’

Ya desde la mañana del sábado se ha dado aviso a SOS Desaparecidos y ha comenzado la difusión de las fotografías de Marc y Paula pero, durante la tarde y la noche, y hasta hoy, las redes sociales difunden sus imágenes y miles de voces: familia-amigos-conocidos-desconocidos, piden cualquier información que pueda ayudar a dar con el paradero de la pareja.

Domingo, 27

Otto Heller ve las noticias el domingo, 27, y se pone en contacto con el 112, para explicarles lo que habían visto la tarde anterior en las aguas de Susqueda. Los agentes le piden que se acerque con sus amigos y les detallen lo que vieron e hicieron. El kayak estaba donde lo dejaron los chicos; los Mossos lo recuperan y lo envían a analizar.

La búsqueda, que hasta entonces estaba en las primeras horas, se intensifica. El hallazgo de la embarcación hinchable, en las condiciones que aparece, levanta muchas sospechas y ninguna buena. Los investigadores centran su atención en la zona en la que creen llegaron Marc y Paula.

La inspección ocular del lugar desvela que hay rodadas de coche en dirección al agua. Poco después ven el Opel Zafira sumergido a unos cuantos metros de la orilla, a una profundidad, que se confirma más adelante, de entre 6 y 7 metros.

Dada la dificultad que entraña extraer el vehículo del fondo, y la máxima exigencia de que se haga sin dañar o modificar el coche, para no eliminar pruebas además de mantener la cadena de custodia, las labores de extracción del Opel se desarrollan el lunes, 28.

Lunes, 28

Bomberos, policías, buzos, especialistas: un amplio equipo multidisciplinar está en el lugar donde hay que sacar el vehículo, del que se aprecia, desde el exterior, que está volcado en el fondo. Se emplean 4 grandes globos que lo extraen del agua en vertical y se logra ponerlo en tierra.

En la primera inspección ocular se encuentra, dentro del coche, la documentación y las tarjetas de ambos, los enseres que había llevado para la acampada, la comida y una libreta que Paula usa, a modo de diario, para anotar pensamientos, emociones y las cosas que les pasan.

Columna Cero no ha podido confirmar que entre los objetos estén los teléfonos móviles de Marc y Paula, aunque una de las fuentes consultadas indica que ‘se encontró todo’.

Piedra en el acelerador

Llamativo fue ver que sobre el acelerador del Opel se había sujetado una piedra pesada y que la ventanilla del conductor estaba abierta. El coche no cayó por accidente al agua; al coche lo empujaron con la clara intención de que recorriera el mayor número de metros, desde la orilla hacia las aguas, y que se hundiera lo más lejos y profundo posible.

Las piedras en el centro del kayak sugieren la misma maniobra: echarlo al agua con una incisión y con peso suficiente para ir al fondo, pero la nave plástica se mantuvo a flote hasta la tarde del 26: 2 días?

Lo único que las evidencias confirman, que se sepa, es la intención de hacer desaparecer el automóvil y la embarcación, que desde que salen de tomar los refrescos y se encuentran el coche y el kayak, han sido separadas, porque el kayak iba sujeto al techo del vehículo.

Desde ese lunes, 28 y durante varios días, las tareas de búsqueda rastrean las agua del pantano, las zonas boscosas, caminos, sendas… Nada. Se emplea un helicóptero con rayos infrarrojos que sobrevuela el pantano para detectar a los jóvenes. Nada.

Por tierra

Desde el viernes, 1 de septiembre, los responsables de los equipos de búsqueda dan por terminados los rastreos terrestres, en los que han participados decenas de conocedores del lugar y voluntarios, y ahora se centran en las aguas del Susqueda.

Llevan perros especialistas en descubrir olor humano bajo la superficie, buzos que se sumergen en varias zonas acotadas y que se enfrentan a un peligroso lugar de escasa visión, áreas enfangadas y corrientes.

Cuando se cierra la búsqueda por tierra se informa de que se centra en el pantano, para dar con los cuerpos de Marc y Paula.

Todo raro

Las preguntas de cómo, supuestamente, han perdido la vida estos jóvenes convierten su caso en raro, extraño, casi inverosímil. Planearon su desaparición? Ni tenían razones, ni es la manera más fácil, ni tiene mucho sentido que sacaran dinero poco antes, si no iban a utilizarlo; porque, si pensaban hacerse pasar por desaparecidos, ¿por qué dejan sus documentos y tarjetas?, los sacos de dormir?, todo lo que llevaban en ese viaje, planeado como una escapada lúdica.

Les han hecho desaparecer? Si es así, tiene que ser más de una persona, para orquestar el destino de los dos, ‘eliminar’ el coche y el kayak. Y, cuál es el móvil?

Investigación

Después 8 días de rastreo y con las expresadas oficialmente pocas posibilidades de que Marc y Paula esté sanos y salvos, la investigación sabe cuáles fueron los últimos movimientos de sus teléfonos, qué cantidad de dinero portaban, qué anotaciones hay en la libreta de Paula y qué posibles razones podrían tener.

Mañana se reanuda la búsqueda, hasta las 20:00h; y así seguirán los operativos. Un caso lleno de incógnitas.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar