ESPAÑA | SALUD

España, segundo país europeo con más casos de obesidad

Por A.M. 15/09/2019

El informe ‘PASOS’ de la fundación Pau Gasol expone que el 35% de los menores sufre problemas de sobrepeso

ONU
España
Dieta
Obesidad
Organización Mundial de la Salud
sobrepeso

Uno de cada tres niños españoles tiene problemas de sobrepeso / By Matthiasboecke, Pixabay

En los últimos años, el porcentaje de personas con obesidad o problemas de sobrepeso ha ido aumentando hasta constituirse como un problema sanitario de escala mundial. En España, el 25% de la población sufre problemas de sobrepeso u obesidad, situándonos así como el segundo país de Europa, después de Reino Unido, con más casos de una de las enfermedades más frecuentes del siglo XXI.

Respecto a los menores, España ocupa el quinto lugar con las mayores cifras de sobrepeso y obesidad infantil dentro de Europa: uno de cada tres niños españoles tiene problemas de exceso de peso, según refleja la investigación del Centro de Estudios Sociosanitarios de la Universidad de Castilla La Mancha.

El aumento de estos casos durante los últimos años está relacionado con un cambio en los hábitos de consumo de alimentos procesados, que son más asequibles, y con sobreabundancia de azúcar. Existen múltiples factores que han propiciado este cambio, entre ellos encontramos la falta de tiempo para preparar y cocinar los menús, tarea que queda relegada a los fines de semana. Como consecuencia, durante la semana se consumen más productos procesados en vez de más alimentos frescos.

Por otro lado, los niños mediterráneos son los que menos consumen una dieta mediterránea, caracterizada por el consumo de abundantes productos vegetales, un consumo regular de pescado y moderado de carnes rojas y el uso de aceite de oliva, como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De esta forma, aunque se suelen cumplir las cinco comidas recomendadas, los alimentos y las cantidades no suelen ser los más convenientes. En el desayuno, por ejemplo, los niños consumen sobre todo productos fáciles como los cereales, sin embargo, apenas comen piezas de fruta. Además, en los colegios y universidades existen máquinas con un gran surtido de productos de bollería y bebidas azucaradas, siendo estas últimas uno de los productos más perjudiciales para los niños.

Además de estos cambios en los hábitos de consumo, ha habido un aumento del sedentarismo. El estudio “PASOS” de la Fundación Gasol confirma que un 63,9% de menores no practica los 60 minutos de actividad física moderada recomendada por la OMS, elevándose esta cifra en las niñas (70,4%). 

El informe constata además que más de la mitad de los menores supera las dos horas al día de uso de pantallas, incrementándose su uso durante la hora de la comida. Esta práctica influye negativamente en mantener una dieta equilibrada puesto que los niños, al estar más distraídos, toman más cantidad de lo necesaria.

Continuar con estos hábitos puede derivar en problemas de salud como la diabetes de tipo 2, ciertos tipos de cáncer o problemas cardiovasculares. Ante esta situación, en agosto de este año, la ONU publicó un informe donde recomendaba iniciar «políticas que reduzcan el despilfarro de comida e influyan en la elección de determinadas opciones alimentarias». Asimismo, los expertos invitan a efectuar cambios en la alimentación, siguiendo la ya mencionada dieta mediterránea, y reafirman la importancia de realizar alguna actividad física.











flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar