lunes, 19 de abril de 2021

Las enfermedades psicológicas más comunes

A pesar de que debería ser tratado de la misma forma, las cuestiones psicológicas acostumbran a ser más tapadas.


Las enfermedades psicológicas más comunes
  • whatsapp
  • linkedin

En la actualidad es cada vez más común que alguien padezca una enfermedad mental. Pero por desgracia hablar de estas patologías no lo es tanto. En cambio comentar cualquier molestia física de tu cuerpo es algo muy habitual en las conversaciones. Comentar que te duele cualquier parte del cuerpo y decir que necesitas ir al médico es algo más que habitual. A pesar de que debería ser tratado de la misma forma, las cuestiones psicológicas acostumbran a ser más tapadas. Aunque no hay nada de malo en ello, ir al psicólogo parece un acto de valentía en nuestra época. Por suerte, cada vez más esta idea se va disuadiendo en la conciencia colectiva y es cada vez más habitual ir a una consulta psicológica.

¿Cuáles son las enfermedades mentales más comunes?

Uno de los trastornos más comunes en la sociedad de hoy en día son los trastornos de la alimentación. Enfermedades como la anorexia, caracterizada por la distorsión del peso y la talla corporal y la bulimia, presente en aquellos que tienen remordimientos a la hora de consumir alimentos y recurren al vómito o otras metodologías pare eliminarlos, son muy comunes en la actualidad. Aunque estos son los trastornos alimenticios más conocidos, actualmente han surgido de nuevos como la vigorexia (obsesión por conseguir un cuerpo musculoso) o la ebriorexia (restricción del consumo de alimentos para compensar las cantidades de alcohol).

Otra de las más reconocidas en nuestros tiempos es la ya famosa depresión. Esta afectación en el estado de ánimo de las personas ha llegado a afectar ya a más de 350 millones de personas en todo el mundo. A pesar de que es mundialmente conocida, hay muchos sujetos que la padecen sin llegar a saberlo a causa de su ignorancia respecto al tema.

Por otro lado, las fobias han ido tomando notoriedad en el mundo de las enfermedades mentales. Actualmente, hay alrededor de 19 millones de adultos que padecen esta condición. Las fobias se caracterizan por ser un trastorno de ansiedad que se fundamenta en un miedo irracional y exagerado de un objeto, ser vivo, situación o actividad. A pesar de que es una de las afectaciones más comunes también es una de las menos habladas en la sociedad.

Es muy común en el día de hoy, sobretodo en la niñez, encontradnos con alguien con TDAH. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad afecta a un 5% de los niños y adolescentes. Causándoles problemas en la concentración y serias dificultades a la hora de seguir ciertas tareas. Los afectados por esta condición tienen problemas para adaptarse en diferentes entornos sociales. Es por esto que debería ser una prioridad tratarlo cuanto antes.

Finalmente, y no por ello menos relevante, el Alzhéimer es una de las condiciones que más afecta hoy en día a nuestra población. Los médicos y psicólogos han llegado a considero una pandemia. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que deriva a una demencia irreversible debido a la extinción progresiva de las neuronas de los pacientes que la padecen. A causa de ello, sus víctimas acaban padeciendo un deterioro cognitivo y una pérdida de memoria progresivas.

¿Por qué deberíamos ir más al psicólogo?

Cuando detectamos una de estas situaciones debemos recurrir urgentemente a nuestro médico o psicólogo de cabecera. Si crees que alguien o que tu puedes padecer algo de ello puedes recurrir  al centro de psicólogos en Málaga Consulta 21. Su servicio y profesionalidad harán que estes en buenas manos. Aunque lo más habitual es pensar que sólo tienes que ir al psicólogo cuando tienes una enfermedad mental grave que te incapacite tu día a día, la realidad no es así. Concentrar una cita con este profesional te otorgará muchos beneficios personales para que puedas desarrollarte de una forma física y mental. Abrirte a un experto en la psicología puede ayudarte a adquirir habilidades  y cualidades que no sabías que podías conseguir. Aún así, lo más habitual sigue siendo ir a una consulta psicológica cuando notamos que tenemos un dolor emocional habitual. Es por esto que es muy importante darse cuenta cuándo empieza y detectarlo antes que sea un problema grave. Por eso deberíamos acudir cada cierto tiempo a una consulta psicológica no sólo para prevenir sino por todos las ganancias que este pequeño paso nos puede aportar.

Detectarlo, la clave

Aunque es algo que ya es sabido, detectar antes una enfermedad mental puede marcar la diferencia. En muchos casos estas patologías pueden acarrear la muerte de la persona que lo padece, por eso los profesionales de la salud insisten en esta premisa ya que en muchas ocasiones llegan a ser la clave.

Autor

COLUMNA CERO

Te puede interesar