contador web

Doña Sofía estaría enfadada con la reina Letizia por no dejarle ver a las niñas

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 05/04/2018

No es el primer roce en público entre la madre y la mujer de Felipe VI; según algunos periodistas, nunca se han llevado bien.

no
público
Reina
Letizia
Sofía
enfado
Nietas
Doña
Ver
Roce

La reina Letizia releva a doña Sofía en la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, en junio de 2016.

El vídeo viral de la reina Letizia y doña Sofía en un momento tenso a la salida de la catedral de Palma de Mallorca tras la misa del Domingo de Resurrección ha reabierto viejas heridas en la Familia Real.

Desde que el Príncipe de Asturias se convirtió en rey, el pasado junio de 2014, los papeles en la agenda real cambiaron completamente, y Letizia adquirió un puesto que llevaba tiempo esperando: el de reina. Muchos han sido los periodistas que han remarcado el fuerte carácter, autoritario y borde en algunos casos, que la monarca puede llegar a tener. Es por eso que, desde que Felipe VI reina, Letizia habría cogido las riendas del Palacio de la Zarzuela, marcando rutinas a sus hijas para que se adecúen a una férrea disciplina. Doña Sofía, que vive a menos de un kilómetro en el mismo perímetro de palacio, no podría ver a sus nietas tanto como le gustaría por esta rutina que la nueva reina ha establecido con la Heredera y la infanta. Según fuentes cercanas a la madre del rey, Letizia habría vetado sus visitas para que los horarios no fueran alterados. No obstante, la madre de la reina, Paloma Rocasolano, es una asidua visitante de Zarzuela, cuidando de sus nietas cuando los Reyes están de viaje.

Se filtró hace años que doña Sofía, con su familia en Grecia, rompió a llorar porque "no sabía nada de las niñas", en alusión a la escasa relación que tendría con doña Leonor y doña Sofía.

Letizia, además, no aceptaría la cercana relación que doña Sofía tiene con su hija Cristina e Iñaki Urdangarín. El daño tan grande que han hecho a La Corona, piensa la reina, que tendría que ser suficiente para que su suegra, por lo menos en público, se mostrara más distante con la pareja. Sin embargo, doña Sofía siempre ha dicho que es madre y abuela antes que reina. Es tal la animadversión de Letizia por la familia Urdangarín-Borbón que Felipe VI, el pasado verano, salió a navegar junto a su sobrinos en Palma de Mallorca sin su esposa.

No es la primera vez que tienen un roce en público.

El vídeo de la catedral de Palma de Mallorca no es el único momento embarazoso para Casa Real en los últimos años. En noviembre de 2013, la revista Semana publicó en portada una imagen de la entones reina Sofía con la Princesa de Asturias, Letizia, a la cual hablaba muy enfadada. Zarzuela alegó que estaban hablando simplemente, que doña Sofía gesticula mucho al hablar.

En 2016, en el Palacio de la Almudaina, la reina Letizia pasó por delante de su suegra en un acto oficial, sin emitir ningún saludo ni gesto hacia ella.

De cara al público, la relación entre suegra y nuera parecía idílica, perfecta. El perfecto papel de doña Sofía frente a asociaciones y fundaciones, siempre correcta e implicada en todos los proyectos que llevaba a cabo, hizo que su sucesora sintiera verdadera admiración por su suegra, que no dudaba en remarcarlo cada vez que podía delante de la prensa. No obstante, la abdicación de Juan Carlos I en favor de su hijo, el príncipe Felipe, fue el inicio del deterioro de la relación entre ambas mujeres, una relación que no era tan buena como se pensaba.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar