ECOLOGÍA | OCÉANOS

El plástico llega hasta el Triángulo de las Bermudas

Por MIGUEL DONCEL. 27/08/2019

El mar de los Sargazos, en el Triángulo de las Bermudas, tiene una de las aguas más cristalinas del planeta pero la vida que la habita está en peligro, de nuevo, por el plástico.

ONU
plástico
Greenpeace
Bermudas
Sargazos
Santuarios marinos

Las corrientes marinas en el mar de Sagarzos atrapan los plásticos.

La contaminación por plástico es un mal que recorre el mundo entero. Ríos, mares y océanos se ven afectados por la contaminación de este material hasta límites insospechados. Pero ahora uno de los lugares más remotos del mundo, el Triángulo de las Bermudas, también se ve en peligro

El llamado mar de los Sargazos tiene una de las más cristalinas del mundo. Y la vida que la habita es espectacular y única, ya que no se encuentra en otro lugar. Pero le acecha un mal, en el que se ha visto envuelto debido a las corrientes marinas

GREENPEACE TRABAJA POR LA CREACIÓN DE SANTUARIOS MARINOS

Así es. Porque al igual que la famosa 'isla de plásticos', el mar de los Sargazos está dentro de un giro oceánico. Lo que significa que está rodeado de corrientes marinas que se mueven en círculos empujando hacia dentro todo lo que se encuentran, como si fuera el interior de un remolino. 

 "Lugares especiales, como parques nacionales"

Este remolino funciona muy bien para mantener dentro el sargazo, un alga que actúa como vivero para peces y tortugas bebés, dando a la fauna marina un gran empujón al inicio de su vida. Pero también empuja a los plásticos hacia dentro. 

Tortugas y ballenas mueren ahogadas tras ingerirlos y los peces acumulan los tóxicos de esos plásticos en sus tejidos, pasándolos a través de la cadena alimentaria hasta llegar de vuelta hasta las personas. Por eso desde Greenpeace han denunciado la situación. 

"La solución que proponemos es la creación de santuarios marinos", cuentan desde su página web. Es decir, Greenpeace quiere que se creen "lugares especiales, como parques nacionales, que protejan la vida silvestre en los océanos y permitan a los ecosistemas recuperarse primero, para seguir desarrollándose después". 

En definitiva, proteger el medio ambiente es la razón por la que Greenpeace decide poner "rumbo al mar de los Sargazos a bordo de nuestro barco Esperanza". Un viaje que forma parte del tour De Polo a Polo. ¿El fin? Documentar el impacto de los plásticos en este ecosistema y pedir a la ONU la creación de los santuarios marinos.











flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar