contador web

DEPORTES | FÚTBOL - MUNDIAL RUSIA 2018

Bélgica 5-2 Túnez: Hazard y Lukaku lideran a una Bélgica arrolladora

Por MANUEL GÓMEZ ALONSO. 23/06/2018

Golpe de autoridad de la selección belga gracias a los goles de Hazard (x2), Lukaku (x2) y Batshuayi. Túnez recortó distancias con los tantos de Bronn y Khazri

Túnez
Mundial
Rusia
Bélgica
Hazard
Lukaku
Bronn
Batshuayi
Khazri

Hazard y Lukaku fueron los dos protagonistas del encuentro / Foto: Bélgica

Lluvia de goles en el Otkrytie Arena. Siete dianas en un encuentro en el que Bélgica dio un golpe de efecto, confirmándose como una de las selecciones más fuertes de un Mundial en el que han proliferado las sorpresas de las pequeñas selecciones. Los muchachos de Roberto Martínez tienen prácticamente asegurada su presencia en octavos. Túnez, por su parte, confirmó las buenas sensaciones que vivió en el encuentro ante Inglaterra, pero se vio arrollada por un gran rival.

Bélgica comenzó con fuerza. Se adueñó del esférico y haría un buen uso de él, imprimiendo un ritmo altísimo al encuentro. En cinco minutos las ocasiones ya se habían sucedido en la portería que defendía Ben Mustapha. Primero, un balón largo desde la defensa sembraría la duda entre el central tunecino Meriah y su portero, hasta el punto de que Lukaku estuvo a punto de llevarse una pelota teóricamente sencilla de defender. Meunier también lo intentaría desde fuera, pero su golpeo salió centrado.

Pero el primer golpe de efecto belga llegó de la mano de un activo Hazard. Eléctrico como suele ser el extremo, se apoderó del balón, dribló en el pico del área y el defensa picó el anzuelo. Cuando entró para recuperar la pelota, se encontró con que Eden ya estaba un par de metros más adelantado. Le desequilibró, Hazard cayó y Jair Marrufo señaló el punto de penalti. Ni siquiera hizo falta la revisión del VAR, la infracción era clara. El futbolista del Chelsea se encargó de ejecutarlo. Duro y a un lado, inalcanzable para Ben Mustapha.

Así celebró Hazard el primer tanto del encuentro / Foto: FIFA

Era el 1-0 para una Bélgica que estaba desatada. Se hacía notar en ataque con una facilidad pasmosa. Hazard dispuso de un pase de la muerte que no supo aprovechar, y Carrasco pudo marcar con un gran tiro lejano. Fue en el minuto 15’ cuando los Diablos Rojos doblegaron a sus contrincantes. Mertens robó uno de los múltiples balones que Túnez estaba perdiendo en la medular, y, en situación de dos para dos, Lukaku se desmarcó y recibió un balón perfecto para cruzar la pelota al palo izquierdo del arco visitante. Ben Mustapha, de nuevo, poco pudo hacer.

Y si en ese momento el partido tenía todos los boletos para acabar en una goleada histórica, el guion dio un giro inesperado. Túnez no había tenido ni un solo acercamiento hasta que obtuvieron una falta en la banda izquierda. Lo que parecía un libre directo inofensivo se convirtió en un centro magistral de Khazri y un magnífico remate picado de Bronn ante el que Courtois solo pudo lanzarse y ver el esférico besar la red. 2-1, el partido se había vuelto loco.

Ese gol fue un punto de inflexión para las Águilas de Cártago. Se sobrepusieron a las lesiones de su goleador, Bronn, y del central Syam Ben Youssef comandados por un genial Khazri. Las ocasiones fueron asiduas en ambas porterías, aunque los porteros tampoco venían destacando por un gran número de intervenciones. La balanza se decantaría por aquella selección que estuviera más acertada de cara a puerta.

¿Quién iba a estar más acertado que un delantero a un tanto de igualar al máximo goleador del Mundial? Por supuesto, Romelu Lukaku no iba a dejar pasar ni una oportunidad. Eso es lo que hizo cuando Meunier, tras gran jugada individual, le regaló un pase que le dejó solo ante el guardameta tunecino. Con la derecha, y como ya hizo ante Panamá, picó la pelota por encima de Ben Youssef para poner el segundo en su cuenta particular, el cuarto en dos partidos, justo antes de que el árbitro decretase el final de un alocado primer tiempo.

Lukaku la picó con calidad para batir a Ben Mustapha / Foto: FIFA

Tras la reanudación, Bélgica quiso continuar con el festival. Corría el minuto 50 cuando Kevin De Bruyne, de los más silenciosos hasta ese momento, recibió en el centro del campo, se giró, vio el desmarque de Hazard, y donde puso el ojo, puso la pelota. Eden quedó solo, regateó al arquero y remató sin oposición. 4-1 y Bélgica seguía dando un recital ante una Túnez que no le perdía la cara al partido pese a las dificultades que se venían encontrando.

El cuarto gol rebajó el alto ritmo que el duelo había tenido hasta el momento. Roberto Martínez sacó del campo a sus dos goleadores, Lukaku y Hazard, para dar minutos a Fellaini y Batshuayi. Este último sería protagonista en el tramo final del partido. En el 75’ regateó al portero y, con poco ángulo, disparó a puerta vacía, pero Meriah sacó el balón en la línea. Además, el nueve del Dortmund tuvo dos remates a placer desde el área pequeña, uno se fue al larguero y el otro no entró por culpa de una fantástica parada de Ben Mustapha.

Batshuayi, eso sí, no se iba a dar por vencido. Su cometido era poner la 'manita' en el marcador, y no descansó hasta lograrlo. Era el minuto 90’, y Tielemans, que había entrado minutos antes por Mertens, puso un centro perfecto al segundo palo. Michy se lanzó, y, cayendo, con la izquierda, la cruzó al poste izquierdo, imposible de alcanzar por enésima vez para Ben Youssef.

Los dos protagonistas del último gol festejan con alegría / Foto:FIFA

Pero un partido tan alocado no podía acabar así. Túnez, pese a ser inferior a su rival, también había hecho un gran encuentro. Se vio recompensada en el 92’, con una carrera en banda de Nagguez, que la colgó al punto de penalti. Allí esperaba el mejor jugador de la selección africana, Khazri. Girándose, remató a poca distancia de Courtois, y el balón, a poca velocidad, se introdujo en la portería belga. El gol del honor para una selección que esperará al Inglaterra-Panamá de mañana para confirmar su eliminación de este Mundial de Rusia.

Ficha Técnica

Bélgica: Courtois; Alderweireld, Boyata, Vertonghen; Meunier, De Bruyne, Witsel, Carrasco; Mertens (Tielemans, 86'), Lukaku (Fellaini, 59'), Eden Hazard (Batshuayi, 68')

Túnez: Ben Mustapha; Bronn (Nagguez, 24'), Meriah, S. Ben Youssef (Benalouane, 41'), Maaloul; Sassi (Sliti, 59'), Skhiri, Khaoui, Badri, F. Ben Youssef; Khazri

Goles: Hazard (6', p., 51'), Lukaku (16', 45'), Batshuayi (90') y Bronn (18'), Khazri (90')

Árbitro: Jair Marrufo. Colegiado estadounidense. Amonestó a Sassi (Túnez)

Estadio: Otktytie Arena. Jornada 2 Grupo G Mundial Rusia 2018

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar