martes, 28 de septiembre de 2021

La seo de York, la mayor iglesia medieval gótica de Inglaterra

Este majestuoso templo domina la ciudad de York; su construcción finalizó en 1472


La seo de York, la mayor iglesia medieval gótica de Inglaterra
  • whatsapp
  • linkedin

Los jardines del castillo de York son siempre para los turistas locales e internacionales un lugar absolutamente fascinante. La zona que circunda a la Torre de Clifford ha formado parte de la historia de York desde el año 1068, cuando Guillermo el Conquistador edificó aquí el castillo y el baluarte. La Torre de Clifford, construida sobre el mismo montículo 200 años más tarde, fue guarnición hasta finales del siglo XVII.

En el siglo XVIII se construyeron dos prisiones y el Tribunal Superior de la antigua zona de liza del castillo. El tribunal sobrevive, pero las dos cárceles son ahora el Museo del Castillo, singular evocación de la vida cotidiana del condado de Yorkshire durante, al menos, los últimos 300 años.

El mágico castillo del museo

En algunas guías de las ciudades inglesas se describen los interesantes escenarios turísticos del Reino Unido. En York se encuentra una calle victoriana recreada dentro de un museo. Se llama Kirkgate, en recuerdo del Dr. John Kirk, médico rural de Pickering, que en la primera mitad del siglo XX comenzó a coleccionar objetos cotidianos victorianos y eduardianos que ya no se utilizaban.

Esta magnífica colección formó la base del Museo del Castillo de York, que actualmente es el museo de arte popular más famoso de Gran Bretaña. En el museo hay también mazmorras, una caravana gitana, joyas y la reconstrucción minuciosa de casas, tiendas y posadas, tal y como eran en otros tiempos.

La torre de Clifford

Esta es una construcción que fue levantada por Enrique III entre los años 1244 y 1270 en el emplazamiento de otra torre anterior, escenario de una atroz matanza de judíos en el año 1190. Esta torre es lo único que queda del castillo de York y es uno de los lugares históricos de la ciudad más conocidos. Cuando los visitantes pasean por lo alto de las majestuosas murallas, pueden disfrutar de excelentes vistas de la ciudad.

El ojo de York

Los imponentes edificios del Museo del Castillo se construyeron en el siglo XVIII como prisiones, una de mujeres y otra de deudores. Daniel Defoe los llamó “la cárcel más elegante del reino”, pero en su parte interior las condiciones eran menos impresionantes. Dick Turpin, el famoso salteador de caminos, fue encarcelado aquí hasta ser ahorcado en Knavesmire, cerca de York en 1793. El Museo del Castillo fue instalado en los edificios vacíos de la prisión en 1938.

El río Ouse

Durante siglos, el río Ouse fue la vía principal para entrar y salir de la ciudad de York. Las embarcaciones zarpaban del Humber y descargaban en King’s Staith y Queen’s Staith (muelles del Rey y la Reina) todavía en 1880. Algunos estudios sobre la historia del Reino Unido revelan que seguramente los romanos tendieron el primer puente sobre el río Ouse. No fue hasta mediados del siglo XIX, cuando el ferrocarril llegó a York y, posteriormente, se construyó el puente de Lendal para enlazar la ciudad con la estación.

Actualmente, visitantes locales y turistas internacionales realizan agradables paseos en embarcaciones por las márgenes del encantador río Ouse. La mejor vista del Ayuntamiento se percibe desde el puente Lendal o desde el río Ouse. Los cruceros zarpan de este puente durante todo el día y al anochecer.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar