CULTURA | CINE

Hasta el último hombre

Por IVÁN LEAL RAMOS. 25/01/2017

Desde 'Salvar al soldado Ryan' (1998), no veía una película del género bélico con tan gran nivel de realismo en sus escenas.

drama
Gibson
Garfield
Okinawa
pacifismo
bélico

Hasta el último hombre

La recreación de la Batalla de Okinawa que realiza el director, constituye un auténtico recorrido por la crudeza y el horror que supone una guerra. Además la banda sonora y la fotografía potencian las dosis de dramatismo que suscitan los personajes protagonistas. En contraposición a la brutalidad de las imágenes del campo de batalla, hay que destacar los valores de pacifismo y no violencia del personaje principal, el médico militar Desmond Doss, el cual a pesar del rechazo inicial que provoca, finalmente consigue despertar respeto y admiración por sus acciones. En cuanto a las interpretaciones, hay que resaltar el conjunto de actores, y de forma especial el buen papel dramático que realiza el actor Andrew Garfield. En cuanto al guión, sabe combinar de manera efectiva la historia del personaje principal, con las escenas de acción bélica. La película es dura, intensa y dramática. 'Hasta el último hombre' es una de las mejores películas del género bélico de los últimos años.











Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar