contador web

CULTURA | #FESTOTONO

'Natten': siete horas de performance pop

Por MIGUEL DONCEL. 22/10/2017

La obra de Spångberg, de la que se puede entrar y salir cuando se desee, en colaboración con la escuela P.A.T.S. se basa en una reflexión sobre la noche y el momento de encontrarse a uno mismo.

Madrid
LaCasaEncendida
Mårten Spångberg
Natten
FestivaldeOtoñoenPrimavera

Imagen -kunstverein giessen- en el año 2016 de 'Natten'.

La Casa Encendida colabora con la XXXV edición del Festival de Otoño en Primavera, presentando un espectáculo de siete horas de duración. 'Natten' de Mårten Spångberg, el próximo día 27 al 28 de octubre, trata de enfentrar al público con sus propios monstruos.

El espectáculo comenzará a las 23.00 horas del viernes 27 de octubre y finalizará a las 6.00 del día siguiente. Durante las siete horas de duración de la creación artística, los espectadores pueden entrar y salir cuando lo deseen. Spångberg presenta su particular danza macabra. Una performance que supone un "viaje a lo más profundo de la noche, hacia una eternidad abstracta y hacia una profundidad insondable. Allí el público puede mirar, soñar, dormir… Pero también ha de enfrentarse a sus propios monstruos", explica en la web.

LA NOCHE EN MADRID

Una reflexión sobre la noche, pero también sobre la parte de ella que más nos ilumina, y que ha contado con intérpretes como Tamara Alegre, Mårten Spångberg, Liza Baiasnaja, Sidney Barnes, Marika Troili, Else Tunemyr, Emma Daniel y Alexandra Tweit. 'Natten' ha sido creado en estrecha colaboración con la escuela P.A.T.S., para bailarines y coreógrafos situada en Bruselas, cuyo estreno absoluto fue en el Kunstenfestivaldesarts, Les Brigittines, evento primaveral celebrado todos los años en la ciudad belga.

Spångberg, un efant terrible de la danza que anima al público a usar el móvil

"Natten es el vocablo sueco utilizado para designar la acción de pasar la noche. La noche es el único momento en que el hombre puede mostrarse verdaderamente tal cual es, escapar de la tiranía del tiempo y entregarse a una oscuridad que no pretende representar la muerte, sino la vida", explica el programa de la creación artística.

Spångberg, comandante de tan peculiar performance, es uno de los más celebrados enfant terrible de la danza, conocido porque en algunos de sus montajes anima a los espectadores a dejar sus teléfonos encendidos y usarlos sin pudor. Todo un experto a la hora de hermanar pop y danza contemporánea y un artista particularmente activo en el campo de la investigación coreográfica que aborda, a través de prácticas experimentales y procesos creativos, una multiplicidad de formatos y expresiones.

En palabras del propio Spångberg, "quiero que el público tenga una sensación de miedo, pero no de algo sino de la falta de algo". Deja de lado su habitual actitud ácida sobre el neoliberalismo y el capitalismo, para sumergir al espectador en un experimento sobre la nada. Tanto en el sentido neoclásico como en la forma más contemporánea.




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar