"¡Viva España!": Los Reyes, recibidos con una gran ovación en el Teatro Real (VÍDEO)

Felipe VI y doña Letizia inauguran la temporada más complicada del coliseo operístico madrileño

Los Reyes, en el palco real, durante la interpretación del Himno Nacional. / CASA REAL
Los Reyes, en el palco real, durante la interpretación del Himno Nacional. / CASA REAL

Los Reyes inauguraron este viernes por la noche la temporada más complicada del Teatro Real, marcada por la pandemia del coronavirus y la crisis económica. Para garantizar la seguridad, el coliseo operístico ha invertido en mascarillas, detectores de temperatura, arcos y dispensadores de gel. Se han renovado las baños para ganar espacio y no tener que tocar los grifos. El aforo se ha reducido al 65 por ciento, mientras que también han ganado espacio los músicos y el coro para poder mantener la distancia social. A los cantantes se les protege con tapabocas hechos a medida, que reproducen su rostro y son imperceptibles para el público.

Felipe VI y doña Letizia presidieron el estreno de la ópera dramática "Un Ballo in Maschera", de Giuseppe Verdi, en la versión dirigida para el Teatro La Fenice de Venecia por Gianmaria Aliverta, quien reivindica la ambientación estadounidense ideada por los libretistas del genio italiano para sortear la antigua censura. Cuando los monarcas llegaron al palco real, fueron recibidos con una enorme ovación por el millar de personas que asistieron a la función. Tras la interpretación del Himno Nacional, se oyeron gritos de "¡Viva España!" y "¡Viva el Rey!" y más aplausos. 

Luego, el presidente de honor del Consejo Asesor del Teatro Real, el premio Nobel Mario Vargas Llosa -que acudió junto a Isabel Preysler-, tomó la palabra para transmitir un breve mensaje de esperanza. El escritor recordó lo que "un gran filósofo de la libertad, Karl Popper, dijo aquí en España pocos meses antes de morir: que muchas cosas andan mal a nuestro alrededor; sí, sin duda, pero, en la larga historia de la humanidad, nunca hemos estado mejor". En nombre del Real, Vargas Llosa agradeció a los Reyes "el apoyo que siempre han brindado a la cultura en todas sus manifestaciones". 

Al término de la ópera, Felipe y Letizia tuvieron la oportunidad de saludar a la dirección artística y a los principales intérpretes del elenco. La obra "Un Ballo in Maschera" se basa vagamente en el asesinato del rey Gustavo III de Suecia, quien fue tiroteado durante un baile de máscaras, muriendo 13 días más tarde a causa de las heridas. Este hecho había sido llevado a las tablas mediante un libreto de Eugène Scribe, que derivó en la ópera "Gustave III", de Daniel-François Auber.

Sin embargo, la intentona de asesinato que varios nacionalistas italianos habían perpetrado contra Napoleón III en 1858 cuando se dirigía a presenciar "Guillaume Tell" de Rossini hizo que se mantuviera en el cajón de los censores. Así, tuvo que cambiar de nombre, pasando de "Gustave III" a "Una Vendetta in Domino" y después a "Un Ballo in Maschera" en 1859. Además, se transformó el contexto y la situación, emplazando la acción en los incipientes Estados Unidos. Ahora, la nueva producción se centra en la figura de Abraham Lincoln, arrojando a su vez concepciones políticas mucho más profundas, como las tensiones raciales y el idealismo político.

Durante el acto, los Reyes estuvieron acompañados por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la del Senado, Pilar Llop; la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño; la de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya; el de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes; el jefe de la oposición, Pablo Casado; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el presidente de la Fundación del Teatro Real, Gregorio Marañón; y el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...