CULTURA | MÚSICA

El movimiento #FreeBritney gana adeptos

Por MIGUEL DONCEL. 23/07/2020

En EE.UU. se vuelve a aplazar el juicio en el que la artista de 38 años lucha para dejar de ser tutelada por su padre porque era incapaz de controlar su vida pero sí facturar millones de dolares.

El 23 de julio habría sido un día clave para el movimiento #FreeBritney. (Fot.: Twitter)

El 23 de julio habría sido un día clave para el movimiento #FreeBritney. (Fot.: Twitter)

 

Drogas, alcohol, fiestas interminables y amistades peligrosas. Todos sabemos el comienzo de la caída en picado de la vida de Britney Spears. Pero todavía había un final peor en 2008, año en el que acababa ingresada en una clínica de salud mental, cuando un tribunal decidía que la cantante no podía tomar sus propias decisiones.

Ni tanto ni tan poco, ya que asignaba a su padre la tarea de tutelar su vida personal y profesional. Hasta tal punto que, si bien factura millones por sus creaciones artísticas, solo puede gastar 1.500 dolares a la semana.

A pesar que aquella vida, fuera por lo fuere que acabase allí, ha quedado atrás, a día de hoy Miss Spears a sus 38 años sigue sin poder hacer nada sin autorización paterna. Ni siquiera salir de compras o darse una vuelta con el coche.

Tampoco puede ofrecer entrevistas. Y cabe esperar que es inimaginable que pueda decidir a quién votar en las elecciones, o con quién o cuándo ver a sus hijos, de los que tiene tan solo un 30 por ciento de la custodia.

LOS FANS SE VUELCAN CON BRITNEY PARA QUE SE DESHAGA DE LA TUTELA DE SU PADRE Y MÁNAGER

En todo este revuelo en las redes sociales ha surgido un movimiento que clama por la libertad de la interprete de 'Baby one more time'. Bajo el hastag #FreeBritney los seguidores de la artista han clamado en su defensa. 

Pero hay que remotarse hasta el 2003 para entender qué está pasando en torno a Spears. Ese año su nombre fue lo más googleado, con una carrera artística que se remonta a Disney y que se sobrevino por un revuelo mediático difícil de medir a niveles personales. 

"¿Dónde están las feministas en este caso?"

Se rapaba la cabeza, relaciones tóxicas con sus parejas, persecución de los paparazzis... Cabe imaginar que los argumentos tienen su peso a la hora de defendar a quien fue un ídolo de masas juvenil. Y a día de hoy, sus fieles seguidores siguen estando con ella. 

En realidad, la persona encargada de aprobar sus movimientos es ahora Jodi Montgomery, su mánager. El padre le había cedido la tutela cuando Kevin Federline, ex de Britney y padre de sus hijos, le denunciaba por agredir físicamente a uno de sus nietos. Pero al parecer, la artista sigue sufriendo las mismas limitaciones. Por eso comparece ante un juez para reabrir el caso y luchar por su libertad.

Eso sí, el juicio ha sido nuevamente aplazado para el 19 de agosto por fallos técnicos, nadie olvida hoy aquel vídeo titulado 'Leave Britney alone' en el que un fan británico se preguntaba por qué todos hablaban mal de la cantante. Y es que, su caso, es particularmente llamativo por el efecto que puede tener la prensa amarillista. 

"¿Dónde están las feministas en este caso?", comenta una internauta en referencia al movimiento #MeToo. Mientras que otro recalca que en EE.UU. una mujer de 38 años está bajo tutela de su padre desde hace doce años por supuestamente ser "incapaz de controlar su vida" pero "sí capaz de trabajar y generar millones cada año".

Por el momento, la realidad es que lo que se decía en la Red hace más de una década es totalmente diferente a lo que se comenta ahora. Ya nadie se bapulea de su aspecto, de si va o viene con Paris Hilton y Linsay Lohan o qué hace o cómo actúa en los MTV Awards.

 

"Ella es tan afortunada, es una estrella pero ella llora en su corazón solitario", relatan los versos de su famoso single 'Lucky'. En definitiva son muchos los que esperan que Britney Spears tome de una vez por todas las riendas de su vida y que pueda, finalmente, ser una mujer libre. Haga lo que haga mientras sea lo que la deje ser feliz.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...