CULTURA | SOCIOLOGÍA

Mapa de la superpoblación para el año 2050

Por MIGUEL DONCEL. 24/06/2020

En 1969 Isaac Asimov ya avisaba al presidente de los EE.UU., Jimmy Carter, de la problemática de la superpoblación a nivel mundial, entre las que se encuentran la hambruna y las guerras.

Imagen de una piscina atestada de veraneantes. (Fot.: Wikicommons)

Imagen de una piscina atestada de veraneantes. (Fot.: Wikicommons)

 

A un ritmo imparable. Así se define el crecimiento poblacional a nivel mundial. Si para dentro de diez años el número de habitantes ascendería hasta los rozar los nueve mil millares, para el año 2050 serían 9.700 millones de personas, para sobrepasar los 11.000 millones para el final de siglo. 

Un escenario saturado. Al menos así es la proyección de crecimiento medio de la ONU, ya que según lo dicho aumentará un 60% respecto a los 6.140 millones que sumábamos en el año 2000.

Migraciones, hambruna, guerra... El dibujo que se presenta para el futuro es incierto, pero lo bien seguro es que el Planeta tendría que soportar este crecimiento paulatino (e imparable) de población. Aunque este aumento, como se explica más adelante, es desigual.

Y es que, mientras la población europea permanecería igual o incluso decrecerá ligeramente entre el comienzo de milenio y el año 2050 –concretamente en 720 millones de habitantes– la población de África se triplicará. En este continente pasaría de los 820 millones a los 2.530 millones en 2050.

ASÍ SERÁ EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL ESTIMADO PARA EL AÑO 2050

Pero... ¿Qué países serán los que verán su población aumentada drásticamente? Significativamente, los situados en África, entre los que se encuentran Burundi, Malawi, Zambia y Mozambique, con tasas de crecimiento anual superiores al 2%. Nigeria duplicará su población, de los 204 millones actuales a los 402 millones en 2050.

Y todo a pesar que a día de hoy las proyecciones indican que, por ejemplo, China e India siguen siendo los países más poblados. Pero, eso sí, la curva daría un vuelco tan significativo que cerca del año 2024 India superará a China.

En el lado opuesto de la moneda se alerta del envejecimiento en zonas como Europa y América del Norte. La población en estas zonas podría ser paliado en parte por las migraciones. Pero lo que queda claro es el ritmo desigual de crecimiento: mientras unas poblaciones menguan otras siguen creciendo.

Which countries will double their population by 2050? from r/MapPorn

Pero esta disyuntiva no es nueva. La ONU viene alertando de esta situación durante décadas y avisan que "este crecimiento tan drástico se ha producido en gran medida por el aumento del número de personas que sobreviven hasta llegar a la edad reproductiva"

España perderá en tres décadas el 11% de su población actual

Además, insisten en que la mejora en las condiciones de salud y longevidad, ha venido "acompañado de grandes cambios en las tasas de fecundidad, lo que ha aumentado los procesos de urbanización y los movimientos migratorios". Así, explican que estas tendencias tendrán importantes repercusiones para las generaciones venideras

¿Qué pasará en España? Entre tanto, y al ritmo actual de apareamiento de los españoles, la península podría perder el 11% de su población en 2050, según el Instituto Nacional de Estadística. Aunque hay quien cree que en realidad podría aumentar, debido principalmente a la inmigración, hasta alcanzar la cifra de los sesenta millones de habitantes.

Pero esta visión de futuro ha sido altamente estudiada y pensaba desde comienzos del siglo XX. Para ponernos en antecedentes, fue en 1969 cuando Isaac Asimov publicaba su primer artículo hablando de un problema todavía hoy pendiente de un debate mundial: la superpoblación.

En aquel momento, el escritor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica y profesor de bioquímica en la facultad de medicina de la Universidad de Boston de origen ruso, daba sus primeros atisvos cuando la población mundial era de 3.500 millones de habitantes. Pero, menos de cuarenta años después, esa cifra ya se había duplicado.

En definitiva, habrá que estar preparados para lo que se viene. Tal y como avisaba el pensador ruso al presidente de EE.UU. Jimmy Carter en 1977 en una carta abierta, la mirada habría que ponerla en las generaciones futuras que podrían lidiar con conflictos, hambres y guerras por la posesión y usufructo de tierras, aguas, petróleo y otros recursos limitados de la Tierra