CULTURA | EN ROQUETAS VIVEN CASI 30.000 EXTRANJEROS, HAY UNA GRAN MAYORÍA AFRICANA, LOS PADRES BLANCOS MISIONEROS DE ÁFRICA IMAPRTEN CLASES PARA AYUDARLOS.

"Se quieren brazos para trabajar, la cultura y las personas podrían guardarse", Óscar Arturo García

Por MELANIE LUPIÁÑEZ PÉREZ. 22/11/2019

Los Padres Blancos misioneros de África junto a 19 voluntarios imparten clases de español a africanos, musulmanes en su mayoría, residentes en Roquetas.

  • Foto de voluntarios y Padres Blancos del Centro Intercultural Áfrika. De izquierda a derecha: Manuel Solís, Pilar Sola, Óscar García, Salvador Ruiz y Simon Apuri
    Foto de voluntarios y Padres Blancos del Centro Intercultural Áfrika. De izquierda a derecha: Manuel Solís, Pilar Sola, Óscar García, Salvador Ruiz y Simon Apuri
  • Libro de texto usado por los alumnos del Centro Intercultural Afrika
    Libro de texto usado por los alumnos del Centro Intercultural Afrika
inmigrantes
Roquetas
padresblancos

Roqueta de Mar es un pueblo receptor de migrantes, 29.226 extranjeros registró el censo en 2018. En la plaza de la iglesia de las 200 Viviendas una enorme cruz cristiana conecta a Dios con el hombre y al hombre con el prójimo. Aunque es de noche la luz está encendida, emerge desde los salones parroquiales, hay clases de español. 341 africanos cruzan una pequeña puerta, bajo las campanas, que de vez en cuando tañen despistadas, aunque la mayoría son hombres musulmanes, el porcentaje de mujeres es muy minoritario, las religiones conviven en paz.



Los bajos de la iglesia son un lucernario donde se imparte catequesis, clases de español para inmigrantes, cursos de nacionalidad, etc. En la rampa de acceso se improvisa un estacionamiento repleto de bicis. A la entrada sentados en un banco de la iglesia esperan ser atendidos más de 20 africanos, todos son muy jóvenes. Uno a uno se acerca a una pequeña mesa donde los espera un Padre Blanco, Óscar Arturo García.



¿Cómo podría haber más convivencia entre los vecinos y los inmigrantes?



La mejor manera de cambiar tu opinión es encontrando a las personas, no hay como encontrarte en un tú a tú, no solo con los inmigrantes, con un delincuente, un gitano, una persona pobre, con un borracho, una prostituta. La mejor manera de cambiar tu visión y comprender a la otra persona es sentarte con ella y dejar que el otro te impacte. Si no hay este encuentro de tú a tú e incluso con ese acercamiento pocas veces cambiamos, no es cuestión de que sean inmigrantes o musulmanes, es cuestión de ver a otra persona.



En el verano invitamos a jóvenes y damos clase dos a uno, para producir este encuentro. Ellos son escuchados por un español que se interesa. Aquí lo que se quieren son brazos para trabajar, las personas y la cultura bien podrían guardarse en un cajón, pero cuando hablas conoces las aspiraciones del otro y ves las similitudes piensas ¿por qué somos tan iguales? Quizás la vida nos ha dado diferentes oportunidades, respondió es religioso.



García es un hombre de mediana edad, sereno, lleva una sobre cola y barba, quien encuentra a Dios, se encuentra a sí mismo, esa es la paz que emana su presencia y la sabiduría extraída de sus palabras. De origen mejicano se unió a los Padres Blancos hace 25 años y desde hace 5 años vive en Roquetas, donde continúa su labor como misionero. La diócesis de Almería quiso responder al fenómeno de la inmigración en la provincia así que invitó a los Padres Blancos misioneros de África.   

La orden cristiana dedica su vida a ayudar a los africanos y determinaron que el municipio almeriense era un punto importante donde necesitaban de su labor. Son 19 voluntarios quienes componen el Centro Intercultural Afrika con sede en la Carretera de la Mojonera, cuatro miembros de la orden y el resto vecinos que se implican en ayudar a los demás porque “ven las necesidades que pasan”, dice uno de los voluntarios, Manuel Solís.

La mayoría de quienes imparten clase son profesores retirados y faltan voluntarios, personas comprometidas y si además tienen experiencia en la enseñanza mejor, dicen desde el centro. El pueblo reclama más profesores, este año la lista de espera es de 125 personas, por falta de personal no se han podido matricular.

¿Cualquiera puede ser voluntario?

“Sí, pero con ciertas condiciones, se necesita cierta sensibilidad para trabajar con los inmigrantes. No se trata de tener una sensibilidad religiosa, pero se precisa cierto conocimiento, sensibilidad, y luego el compromiso”, responde García.  

La mayoría de los alumnos son musulmanes, ¿cómo se encuentran las dos religiones?

“Nuestra primera misión como misioneros, como cristianos, es ayudar al prójimo, mostrar compasión por estas personas, independientemente de la situación social, el tono de piel, el estilo de vida que lleven, la moral que prefieran vivir, eso es independiente. Nosotros como cristianos queremos responder a esta llamada, pienso que todos ellos se sienten bien respetados, se les acepta como son.

Cuando hay Ramadán se acepta que lleguen un poco tarde porque están cansados, respetamos ese momento que viven. No hay otro tipo de ideas detrás. En clase hablamos de religión, por ejemplo, qué es Navidad, las diferencias del islam con el cristianismo, qué es la Semana Santa, por qué se toman vacaciones en esa fecha. Eso es parte de España, no tiene nada que ver con una ideología religiosa, hay un fundamento religioso que establece estas fiestas que ha perdido valor”, continúa el mejicano.

¿Cómo se financian?

“El grueso de este proyecto se sostiene con nuestros salarios, nuestra asignación como sacerdotes, a veces nos ayudan un poco de aquí y allá. Por ejemplo, este centro lo pone la parroquia”, concluye el religioso.  

A igual pregunta, idéntica respuesta ¿Por qué hacen esto?

“Por amor”, así contestaron dos de los Padres Blancos, Óscar Arturo García y Simón Apuri, será cuestión de vocación.

“Me llamó la atención la inmigración cuando vine, Roquetas es cosmopolita. La pobreza, la falta de oportunidades, las guerras el terrorismo, hacen que la gente tenga que migrar”, dice el novicio Apuri. Continúan las preguntas y las palabras de este hombre de 30 años procedente de Ghana ilustran las repuestas.  

Usted es joven ¿por qué ha decidido dedicar su vida a la religión?

Algunos jóvenes quieren vivir más la vida secular, para mi es como una llamada. Estudié ingeniería eléctrica en Ghana y cuando terminé sentí la llamada, mi familia está de acuerdo conmigo.

¿Qué ofrece a sus alumnos cuando vienen a clase?

Deseo compartir el amor de Dios y eso es lo que puedo ofrecer. Ayudar en la enseñanza, visitar a los africanos en sus casas, es una forma sencilla de que la gente se sienta amada. Visito a algunos en Ramadán y como con ellos. Los que son más abiertos vienen a nuestra casa, los más convencionales no quieren comer lo que en su religión no les está permitido, como el cerdo.

En ese momento dibuja el símbolo de la cruz en el aire y mientras traza la vertical dice: “el amor de dios” y al hacer la horizontal recita: “el amor de nuestros vecinos”. Cierra los ojos y levanta las manos en ese gesto universal que dice: “es lo que hay”.

Juanjo Ruiz, Manuel Solís y Salvador son profesores retirados que dedican su tiempo al voluntariado, siguen impartiendo clase. Cada uno se encarga de un ámbito y este trabajo para la comunidad los reconforta en diferentes aspectos.

Para Juanjo Ruiz es el interés que muestran los alumnos. “La principal diferencia de dar clase con adultos es que los segundos viene porque quieren, te comen en la clase, te piden guerra. Los alumnos cada día se abren un poco más están deseando que le hagas un chiste, una broma”.

Manuel Solís destaca su primera la primera impresión que tuvo, el impacto: “ver las necesidades que están pasando. Nos saca de nuestro acomodo.”

Y Salvador Ruiz destaca la inclusión: “En Roquetas vivismo en burbujas y aquí estas burbujas se rompen”. Este biólogo ha ideado un libro con ilustraciones, los saludos, el vocabulario en la estación, y demás aspectos necesarios para defenderse en español. Pueden adquirirlo por 5 €, incluye goma y lápiz.


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar