contador web

CULTURA | EUROVISIÓN

Los momentos más comentados de Eurovisión

Por MIGUEL DONCEL. 19/05/2019

La gala de Eurovisión 2019 ha estado marcada por la aparición de Madonna reivindicando la paz, el puesto veintidós de España y la actuación sadomasoquista de Islandia.

israel
Europa
Palestina
Italia
Holanda
Madonna
gala
Eurovisión
Islandia
netta
Tel Aviv
Miki Núñez

Madonna reivindica la paz en su show de Eurovisión.

Hay noches, y noches en las que todos nos juntamos a ver Eurovisión. Ayer millones de europeos nos reunimos frente al televisor para ver el espectáculo que se había montado en Tel Aviv. Y precisamente, no solo el que hizo Madonna, sino algunas de las actuaciones y momentos que pasarán a la historia del festival y de la televisión.

'Arcade', del candidato de Holanda, Duncan Laurence, ganó evocando a Coldplay. Mientras que Miki, nuestro español de sonrisa bonita, quedó en un discreto puesto veintidós con 'La venda'. Y aunque pueda sonar a fracaso, resulta ser el quinto mejor resultado para España en esta década. Mientras que el año pasado Amaia y Alfred, también ex concursantes del programa Operación Triunfo, quedaron en el antepenúltimo puesto. ¡Algo hemos avanzado!

Pero el trabajo bien hecho ha sido aclamado. A su llegada a Madrid, Miki ha sido recibido con una gran ovación. Él mismo comentaba en redes sociales que "quisimos un TOP 10 y nos volvemos con un trabajo y una actuación de 10". Porque, desde luego, como dice la orgazación de RTVE para Eurovisión: "Volvemos a Madrid orgullosos del trabajo que ha hecho Miki y todo el equipo". 

Y aunque este año ha estado bajo la sombra del desastre humanitario que hay aún entre Israel y Palestina, todo ha salido bien. Tan bien, que Madonna ha acudido a la gala. Y precisamente ella, que estaría al tanto del boicot que se estaba montando porque se ha considerado que se maquillaba la sangre con purpurina, ha decidido tomar manos en el asunto.

MADONNA REIVINDICA LA PAZ EN EUROVISIÓN

El show de la Reina del Pop, en el momento de las votaciones, iba siendo alabado por los países que hacían la conexión en directo con Tel Aviv. Y es que Madonna aparecía en escena con una catedral proyectada tras ella, acompañada de un cuerpo de baile vestidos cual monjes. Tras besar el suelo, aparecían distintos representantes de diferentes religiones. Y así, de pronto, cuando uno de los bailarines caía al suelo, dejaba ver en su espalda una bandera de Palestina.

Un bailarín de Madonna llevaba la bandera de Palestina

Pero ese bailarín no era el único que tenía una representación de este conflicto bélico. También estaba la bandera de Israel a la espalda de otro miembro del cuerpo de baile, que comenzó a subir las mismas escaleras que bajó rodando. Pero esta vez, Israel ascendía abrazada a Palestina.

La cantante de Chipre, con su sensualidad, logró llamar la atención con una estética que recuerda a la de Christina Aguilera en el vídeo 'Not my self tonigh'. Aunque el rollo sado (pero glamouroso) fue llevado a lo más alto con Hatari, de Islandia. Además, el death metal con base electrónica llamaba la atención de las criaturas entre vampíricas y siervas futuristas que se movían por el escenario.

Pero seguro que muchos también reflexionaron sobre qué estaría Madonna pensando mientras salían los veintiséis países a actuar. La inspiración por excelencia del mundo de la música ha tocado todos los palos: Desde el Gosppel con toque Pop al erotismo con clase del BDSM, e incluso la estética llena de fantasía que usó Islandia. Todo, ya la había hecho antes Madonna.

Y si vino la cantante estadounidense y se ha dejado entrar a países de Asia. ¿Por qué no reivindicar la llegada de otros planetas? La cantante Kate Miller-Heidke, subida a una especie de palo flexible que las mantenía en órbita a ella y sus dos acompañantes, representó con esta acrobacia un ambiente planetario.

La canción de Trap del italiano también fue admirada. Y es que, este cantante de ascendencia egipcia quedó un buen segundo puesto con 'Soldi'. La vecina Alemania, sin embargo, sintió la decepción cuando escucho un "sorry, 0 points", procedentes del televoto de Europa. ¿Y qué decir del look amarillo pollo de la ganadora del año pasado de Eurovisión? Netta, que ganó con ‘Toy’, y ayer presentó otra canción, 'Nana Banana'.

Y si el amarillo gritón llamó la atención, el verde, blanco, negro y rojo no pasaron desapercibidos. Sin duda, fue una gala llena de color y purpurina. Aunque en este caso el color del dolor ha sido, de toda la gama cromática, el que más silencio pretendía llevarse. Y el que ha sido imposible callar. Porque hasta Islandia, el país más neutral de Europa, sintió la necesidad de dar lugar a la reivindicación con la bandera de Palestina.




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar