CULTURA | TEATRO

La compañía teatral COVEN debuta exitosamente con “Las brujas de Shakespeare” en Tenerife

Por LOIDA CABEZA. 07/04/2019

La actriz y periodista Aída Muñoz comparte su visión sobre la cultura en Canarias y reivindica una educación que la fomente.

  • Aída Muñoz, Raquel Domínguez Gil e Isabel Klein dieron vida a las brujas | Loida Cabeza ©
    Aída Muñoz, Raquel Domínguez Gil e Isabel Klein dieron vida a las brujas | Loida Cabeza ©
  • Alejandro Palancares Sosa se puso en la piel de Hamlet | Loida Cabeza ©
    Alejandro Palancares Sosa se puso en la piel de Hamlet | Loida Cabeza ©
  • Andrés Castro se convirtió en Otelo | Loida Cabeza ©
    Andrés Castro se convirtió en Otelo | Loida Cabeza ©
  • Abel Moral interpretó a Macbeth | Loida Cabeza ©
    Abel Moral interpretó a Macbeth | Loida Cabeza ©
  • Elen Santana fue Puck | Loida Cabeza ©
    Elen Santana fue Puck | Loida Cabeza ©
  • Aída Muñoz dio vida a una de las brujas | Loida Cabeza ©
    Aída Muñoz dio vida a una de las brujas | Loida Cabeza ©
  • Foto de familia, tras agradecerle al público su apoyo | Loida Cabeza ©
    Foto de familia, tras agradecerle al público su apoyo | Loida Cabeza ©
cultura
Teatro
COVEN

La nueva edición de la iniciativa Plenilunio, que se ha celebrado este fin de semana en Santa Cruz de Tenerife, tuvo una gran acogida por parte de la ciudadanía. En esta ocasión, la Sociedad de Desarrollo ofreció unas jornadas con un amplio abanico de actividades. Entre ellas, destacó el estreno de la obra teatral “Las brujas de Shakespeare”, realizada por COVEN.

A pesar de su reciente creación, los miembros de la compañía teatral demostraron un trabajo interpretativo de gran nivel y compartieron con el público su enorme talento. Cabe destacar que fueron capaces de anteponerse a diversos obstáculos como la lluvia, espacio reducido, ruidos ajenos o el tráfico de las propias calles.

Los jóvenes ofrecieron breves fragmentos de las cinco obras más populares del prestigioso dramaturgo William Shakespeare: Romeo y Julieta, Hamlet, Otelo, Macbeth y Sueño de una noche de verano.

Para la actriz y periodista Aída Muñoz, que dio vida a una de las brujas, el evento fue gratificante.

"La experiencia ha sido muy positiva, tanto por el grupo como el público. Siempre es difícil hacer teatro de calle porque las personas están cerca. A esto se suman el ruido y tráfico. Aunque es complicado, hemos vivido una jornada positiva. Especialmente en las últimas obras porque a las primeras acudieron poca gente debido a que la ubicación era un poco desconocida. Al ser las otras en calles más transitadas, el público pudo encontrarnos y tuvo una buena respuesta", declara en exclusiva a Columna Cero.

Entre las preocupaciones que tenía el equipo, sobresalía el tiempo: había media hora entre función y función. "Pensábamos que íbamos a ir bastante más apurados, sobre todo porque debíamos trasladar todo el material. Pero al final hasta nos sobró tiempo, incluso pudimos prepararnos en los minutos restantes. En líneas generales, estamos contentos y ha resultado interesante", explica al respecto.

Centrándose en los múltiples escenarios, admite que no conllevaron dificultades. "Lo hemos tomado como una oportunidad para probar diferentes localizaciones con público distinto. Es verdad que ha habido gente que nos ha seguido desde la primera función hasta la última, pero otras personas simplemente se han parado en una zona concreta para verla ahí. Existieron sitios que precisaron un mayor volumen en la voz, mayor proyección, gestos más amplios; mientras que otros eran más íntimos, donde había pocas personas", indica.

En esta misma línea, se muestra contenta con el resultado final. "Lo cierto es que, al ser una compañía nueva, aún no somos populares. Aunque difundimos los actos mediante nuestras respectivas redes sociales, la mayor parte del público han sido familiares y amigos. Pese a que no ha habido una cantidad de público extraordinario, nos damos por satisfechos debido a que nuestros espectadores nos han felicitado", asegura.

Sobre el ambiente que ha existido en el equipo de trabajo, lo califica como maravilloso. "COVEN está formado por diversas personas, pero nos complementamos de una manera eficaz. Como desde el principio hubo una dirección clara y nos hemos organizado bien en cuanto a ensayos, hemos funcionado tanto a nivel humano como artístico. Espero que se repita la experiencia, porque personalmente estoy muy contenta con mis compañeros", afirma.  

Por otra parte, considera que en las islas Canarias todavía queda un largo camino por recorrer en términos culturales.

"Es verdad que se promueven ciertas cosas, pero todavía se puede hacer mucho más. Opino que generalmente los artistas intentamos aportar nuestro granito de arena y darnos voz, ya que a veces las instituciones públicas no nos lo permiten. De esta forma, intentamos explicar al mundo todo aquello que queremos contar. Siempre hay alguna manera de lograrlo, lo que pasa es que hay que saber hacerlo.

También debemos tener presente que se trata de un problema en la educación: la gente no está educada en cultura y esto supone un inconveniente de base. Si desde que somos pequeños nos instruyesen yendo al teatro, conciertos, exposiciones de arte y otro tipo de manifestaciones artísticas al ser adultos tendríamos que aprender a valorar el enorme trabajo que hay detrás", defiende.

En estos momentos, COVEN no tiene otro proyecto a la vista. No obstante, no descartan nuevas posibilidades. "Nos gustaría repetir “Las brujas de Shakespeare” en otro lugar u contexto. Incluso resultaría curioso e interesante poder adaptarla al teatro -en un sitio cerrado-. No obstante, animamos al público a que nos siga a través de nuestras redes sociales (Facebook e Instagram ) para que estén pendientes de futuros proyectos".

Para finalizar, Aída Muñoz aconseja a aquellas personas que quieran dedicarse al mundo de la interpretación.

"Les invito a consumir teatro, que nunca dejen de aprender y exploren diferentes estilos. Puede darse el caso de actores que no han pasado por la escuela, quizás por haber tenido un golpe de suerte. Pero opino que alguien que ama la profesión debería formarse. Además, los actores estamos aprendiendo constantemente y es necesario nutrirse en otras artes. En mi caso específico, consumo y escribo poesía: me inspira para luego interpretar", concluye.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar