contador web

CULTURA | ENTREVISTA A RAMIRO BLAS

Ramiro Blas: "Actualmente parece que la palabra 'inmigración' tiene una connotación negativa"

Por LAURA ALFARO PINEDO. 20/01/2019

De nacionalidad argentina, Ramiro Blas lleva doce años trabajando en España. Su papel más importante es el de Carlos Sandoval en "Vis a Vis" que le ha dado el reconocimiento del gran público.

cultura
arte
cine
VisAVis
sandoval
NawjaNimri
RamiroBlas
#series
#Fox
AlbaFlores
MaggieCivantos
CarlosSandoval

Ramiro Blas

Es uno de los grandes villanos de la serie del momento, Vis a Vis. En esta nueva temporada, su personaje, Carlos Sandoval, asciende al puesto de director. Desde esta nueva posición de poder  maneja a las presas a su son, como títeres. Salvo a una, su enemiga y también una de las grandes malvadas de la ficción, Zulema Zahir (Nawja Nimri). Sus enfrentamientos están cargados de tensión y son una de las grandes tramas de la serie. Detrás de Sandoval se esconde Ramiro Blas, el actor que le interpreta, que afirma estar muy agradecido y orgulloso de este papel aunque, con la temporada quinta por el aire, también pide más trabajo y que no le encasillen en el papel de malo.

Tu breve aparición en la tercera temporada de Vis a Vis fue como un aperitivo de todo lo que se avecinaba con tu personaje en la cuarta.

Cuando se hizo el anuncio de la continuación de la serie y por tanto se confirmó la tercera temporada, acababa de firmar un contrato en Argentina con un proyecto que duró diez meses. Entonces me era imposible compaginar las dos cosas. Realmente surgió de un día para otro esta pequeña pero valorada participación y tiramos para adelante. Creo que estaba pautada para que mi regreso en la cuarta fuera de esa forma.

 Vemos a un Carlos Sandoval mucho más oscuro que en otras temporadas.

Sí, pero motivos tiene y le faltan también (risas)

También está presente en estos nuevos episodios esa lucha de poder con la otra gran villana de la serie, Zulema (Nawja Nimri)

Correcto. Aquí es donde se nota la cabeza perversa de estos dos personajes. Van mucho más allá de lo que cualquier ser humano puede considerar normal o necesario para la supervivencia. Esto es una lucha de poder entre dos psicópatas que lo único que buscan es ganar al otro.

Las escenas entre estos dos villanos son las más cargadas de tensión. ¿También resultan las más difíciles a la hora de interpretar?

No, todo lo contrario. Son secuencias que disfruto mucho porque me siento muy a gusto trabajando con una actriz como Nawja Nimri. Es tener la posibilidad de participar en una clase magistral de interpretación durante las dos horas que dura la elaboración de estas secuencias Lo único difícil es que la escena se termine (risas) Tengo la suerte de trabajar en lo que amo y de  compartirlo con personas con las que siempre soñé hacerlo como Nawja.

Imagino que aún nos queda la gran batalla final entre ellos que será la que marque el final de temporada.

Ni te lo imaginas. No te puedo decir nada pero tuve la suerte de poder estar observando con mucho orgullo lo que quizás considero el mejor trabajo de mi vida. Tuve la dicha de caer en los brazos de increíbles guionistas, actrices, directores…con los que solamente he podido aprender.

En este último capítulo, Sandoval se acerca a la presa más débil aunque intuimos que habrá una estrategia detrás.

Sí que la hay. Es una partida de ajedrez compuesta por dos contrincantes, que ente caso son Sandoval y Zulema, y utilizarán todo lo que haga falta para ganar este juego.

A raíz de tu personaje y de sus acciones hemos visto los discursos feministas más potentes de la serie como por ejemplo el de Saray Vargas interpretada por Alba Flores.

Sí, dentro de esta serie me ha tocado a mí ejercer el papel del maldito legado del machismo. Un peso muy grande que para la elaboración del personaje te tienes que empapar de ello. Me ha costado mucho y hoy en día me sigue suponiendo un gran esfuerzo. Tienes que buscar cosas para el personaje y ponérselas para poder trabajar de una manera creíble. Cuando veo la serie, veo a un señor de carne y hueso llamado Carlos Sandoval  que es perverso, pero ni se mueve ni habla ni piensa como yo. Entonces, este personaje me ha permitido desaparecer por completo para darle vida.

¿Cómo te preparas este personaje? De primeras parece difícil de empatizar o de entender.

Empapándome de seres como Sandoval. Hablando con ellos cara a cara o por teléfono. He conocido a personas mucho más jodidas que Sandoval, de carne y hueso y todos profesionales como médicos, abogados…con familias. Hay muchísimos psicópatas en redes sociales con perfiles falsos e ingresos altos en busca de sus presas que suelen ser niñas entre 18-22 años. Su objetivo es mejorar su autoestima y esto lo podemos ver por ejemplo con los Sugar Daddies.

Una de las características más curiosas de Sandoval, es que a pesar de todo tiene su lado tierno como, por ejemplo, con su mujer

Siempre hay que dar un toque humano, es necesario. Hay que darle esa amplitud que resulta tan atractiva para que desconcierte. Es un cabrón jodido pero de vez en cuando es capaz de mostrar sus sentimientos. Tengo que hacer una búsqueda creativa para averiguar qué imágenes puedo utilizar para conseguir mostrar la congoja de este personaje. Sandoval me ha enseñado mucho, esto es indudable.

A muchos actores les atrae interpretar personajes “malos” o “villanos” por lo que les aporta a nivel interpretativo.

Creo que es más difícil hacer un personaje bueno o normal que malo. Porque con un personaje tan villano siempre tiendes a ser recordado, tiene un proceso, unos ingredientes… Por ejemplo Daniel Ortiz interpretó al hermano de Maca (Maggie Civantos) en las primeras temporadas y era un personaje bueno y siempre decía: “ ¡Qué difícil es darle vida a un personaje tan simple!” Es más complicado ese tipo de trabajos que Sandoval. A mí me gustaría hacer un papel así. Me encantaría hacer también comedia porque siempre he hecho malos. Me encasillan en estos papeles supongo que por ser argentino, calvo y con un vozarrón.

Pero, ¿ese encasillamiento solo te ha pasado en España?

Sí, desde que he llegado y me cansa un poco. En Argentina he hecho absolutamente de todo y aquí en España solo hago de malo. Me ha costado mucho aceptar y entender esto. Vivimos rodeados de inmigrantes en este país y parece que la palabra “inmigración” tiene una connotación negativa. Tenemos que luchar para que en una serie aparezca una España nutritiva y diversa.

Pero esto poco a poco se está paliando y vemos series como Élite con dos personajes protagonistas árabes.

Sí, pero Netflix es internacional. En Vis a Vis sí que hay una mayor variedad  pero están dentro de una cárcel. A mí me gustaría una serie con personajes normales donde haya una mayor diversidad porque esa es la España real y lo otro no lo es. Esta discriminación se refleja por ejemplo cuando salen partidos como VOX y ves que consiguen multitud de votos.

Muchas veces el público no sabe separar al personaje del actor. ¿Has recibido insultos por interpretar a un personaje como Sandoval?

No, al contrario. Siempre hay un acercamiento desde la admiración pero nunca he recibido un comentario violento.

Has contado en más de una ocasión que has vivido largas épocas sin trabajar como actor.

Sí y pido que me llamen y me den trabajo porque los actores vivimos de eso. Siempre trabajan los mismos, se repiten tres/cuatro nombres que encadenan una película con otra y mientras tanto una gran mayoría llevamos una lucha de muchos años. Hay que amar esta profesión porque cuesta mucho. Además ya no es lo mismo que antes porque hace unos años si trabajabas en una serie luego podías vivir de ella durante muchísimo tiempo. Ahora como mucho puedes vivir 6 meses. Antes podías comprarte una casa y ahora puedes pagar el alquiler durante una temporada.

Es raro que pase esto justo ahora cuando hay un gran boom por las series.

Sí, es cierto. Ahora hay muchísimos actores consolidados haciendo series como Meryl Streep o Jim Carrey. También gracias a plataformas como Netflix que son internacionales. En Élite, por ejemplo, salen unos chavales que no son conocidos y pasan a serlo internacionalmente de la noche a la mañana, con millones de seguidores. No han pasado por ningún proceso. No saben lo que es morirse de hambre o esperar a que te llamen para un trabajito.  En mi caso, he aprendido a subir las escaleras para que cuando llegue a la azotea, por el ascensor pueda bajarlas.

En España te has dado a conocer para el gran público con esta serie, con Vis a Vis. ¿Qué ha significado para ti este reconocimiento?

Todo el reconocimiento que he tenido ha sido personal, no profesional. Estamos por el quinto capítulo y no sé si las cosas cambiarán pero por ahora no he visto frutos por mi trabajo en esta serie. Supongo que habrá que esperar un poco más.

Pero llevas doce años trabajando en España.

Es muy raro este trabajo. De repente trabajas, luego no. No te conocen, luego sí. Por ejemplo, no tengo redes sociales y hoy en día se da mucha importancia a los seguidores que tengas. No creo mucho en este tipo de negocio, lo considero muy manipulable. Por ejemplo hoy en día puedes comprar seguidores y no significa que vayan a ver tu trabajo. 

¿Crees que las redes sociales son un espejismo?

Vivimos en una estúpida burbuja. La gran mayoría de las cosas que se sacan en las redes sociales son mentira donde el ego va por encima de todo y donde la gente demuestra una falta de autoestima absoluta. Se crean un perfil para regenerar ese amor propio que no le dieron en su momento. Últimamente parece que valemos por la cantidad de “Likes” que tengamos o comentarios.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar