contador web

CIENCIA | EL HOMBRE PISÓ LA LUNA POR PRIMERA VEZ EN JULIO DE 1969; LO HIZO POCAS VECES MÁS EN LA DÉCADA DE 1970. AHORA EEUU QUIERE REGRESAR A LA LUNA EN 2020

Regreso a la Luna para instalar una base que permita llegar a Marte

Por @IKONOMULTIMEDIA. 19/12/2017

A Donald Trump le gusta firmar decretos efectistas. Ahora toca volver a la Luna, proyecto que asegura creará empleo y desarrollo en Estados Unidos.

Trump
EEUU
luna
Marte
viaje a la luna
conquista del espacio
Regreso a la Luna
Explorar Marte

El hombre en la Luna. Archivo de la NASA

La Administración Trump acaba de firmar una ley que permite poner en marcha a la Agencia Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, NASA en su siglas en inglés, un programa espacial ambicioso para alcanzar el objetivo de instalar una base lunar como primer paso en la exploración marciana. Hasta ahora ninguna administración estadounidense había avalado los proyectos de regreso a la Luna de forma tan clara. Un golpe de efecto para el presidente Trump, esta vez de signo positivo, al mostrar el plan como iniciativa que creará miles de puestos de trabajo en Estados Unidos.

La conocida como "Space Policy Directive 1", nace con aires de ciencia ficción, pues ordena a la NASA dirigir un programa de expansión en la Luna, creando bases lunares (germen de pequeñas ciudades) que sirvan como puntos de salida para la exploración de todo el Sistema Solar. Estados Unidos, o al menos la Administración Trump, sueña con colonizar la galaxia. El mismo presidente estadounidense reconoció dar al proyecto cierto valor militar, sin querer especificar a qué se refería con esa afirmación fuera del contexto ilusionado que ofrecía el anuncio del proyecto.

Explorar Marte podría ser la primera misión desde la proyectada base lunar

El vicepresidente Mike Pence, también presente en la rueda de prensa que dio a conocer el proyecto de regresar a la Luna, fue más diplomático y pragmático al afirmar que EEUU necesitaría el apoyo de otras naciones interesadas en esta nueva "conquista" del Espacio. Un reto cuya complejidad y ambición tecnológica creará miles de empleos relacionados con todas las necesidades y cuestiones relativas a instalar una base lunar en nuestro satélite. Se precisará del apoyo de la iniciativa privada, buscándose la financiación entre las grandes corporaciones de Estados Unidos y de todo el mundo; se necesitará de la coordinación científica a nivel estatal, compartiendo los avances tecnológicos en los foros internacionales.

Sobre el papel están las buenas intenciones, pero muchos analistas observan en este recobrado interés por la “carrera espacial” la vuelta a una competición por el liderazgo mundial a través del progreso en materia tecnológica y de innovación, que genera sentimiento de orgullo nacional al país que logra los mayores retos. Sea así o no, el renacido interés por el Espacio necesitará de paciencia. La NASA ya advierte que el plazo de 2020 para regresar a la Luna le parece insuficiente.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar