lunes, 10 de mayo de 2021

Contagiarse de COVID-19 por tocar superficies es poco probable

Contagiarse de este virus es más factible por contacto con otras personas infectadas


Contagiarse de COVID-19 por tocar superficies es poco probable
  • whatsapp
  • linkedin

Según las evidencias mostradas por los centros y organizaciones sanitarias, la desinfección con productos especiales no es necesaria para evitar el contagio de COVID-19. Aunque se siguen vendiendo en gran manera estos elementos, son ineficaces, pues el peligro se encuentra en otras vías de trasmisión.

Mediante las revisiones realizadas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC), se evidencia que basta con aplicar las normas generales de prevención, el uso de mascarillas y la desinfección de áreas con detergentes comunes para evitar el contagio de COVID-19.

Probabilidades de contagio por superficies contaminadas

El portal del diario el www.pais.com ha publicado un artículo sobre la crisis del coronavirus, donde aborda los análisis de científicos que luego de haber examinado todas las formas de trasmisión posible, afirman que las posibilidades de infectarse por contacto en superficies son pocas. En tal sentido, los CDC se han atrevido a manifestar que las probabilidades de contagio de COVID-19 por tocar superficies infectadas, son menos de 1 por cada 10.000 veces.

Según varios estudios realizados para definir las formas de contagios del virus se ha evidenciado que la ventilación en lugares cerrados y el uso de las normas de prevención son muy útiles para protegerse del COVID-19.

Los CDC habían informado anteriormente que las posibilidades de contagios de COVID-19 por tocar objetos infectados eran menores que las formas aéreas. Sin embargo, es ahora cuando se han establecido nuevos estudios con análisis concretos de los mecanismos de trasmisión más peligrosos.

Contagio de COVID-19 por factores ambientales

Según una revisión realizada por los CDC, existen muchos factores de contagios de COVID-19, en los que se produce la trasmisión de la enfermedad, entre ellos ambientales. Anteriormente se hizo mucho énfasis en el cuidado de superficies contaminadas, pero el peligro es mínimo en comparación a la primera ola del virus.

La forma de contagio de COVID-19 por contacto o exposición a superficies y ambientes donde ha circulado el virus, se llama fómites. Este mecanismo de transmisión se produce mediante la inserción de pequeñas partículas de individuos infectados a otros.

Actualmente el contagio de SARS-CoV-2 por fómites es bajo, pero las infecciones por transmisión directa sí se considera peligrosa. Tal como lo manifiesta los CDC, todavía es necesario la utilización de mascarillas y la higiene como parte de las medidas preventivas contra el COVID-19.

De acuerdo a las afirmaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), el contagio de COVID-19 por tocar elementos contaminados de virus, es de muy bajas probabilidades. Luego de millones de infectados, no se han registrado casos nuevos de transmisión por fómites.

Nuevas recomendaciones

Según las indicaciones dadas por los CDC, la transmisión de COVID-19 por objetos en espacios exteriores son menos probables, debido a los movimientos propagados por factores ambientales como el aire e iluminación.

También los CDC, han desaconsejado la fumigación en diversos sitios, los métodos de desinfección extrema han sido descartados, ya que insisten en su ineficiencia y falta de utilidad ante la pandemia causada por COVID-19.

Los organismos sanitarios ya no recomiendan las anteriores medidas de protección extremas donde se fumigaban las superficies con elementos químicos, sino que aconsejan solamente el uso de desinfectantes y jabón común en casos de COVID-19 confirmados para desinfectar las áreas en las últimas 24 horas.

Te puede interesar