CIENCIA | TODO LO QUE DEBES SABER DE ESTE EXTRAÑO CASO

Ella sospechó que era un embarazo hasta que su barriga creció durante 3 años

Por MARIO ASTORGA. 05/05/2019

Ella pensaba que era un embarazo

mujer
embarazoraro

Ella pensaba que era un embarazo

En general, un embarazo dura nueve meses, uno completo dura entre 37 a 42 semanas. Este es un margen amplio, y hay varios factores en la embarazada y en sus hábitos, que pueden influir. Cuando el embarazo dura menos de 37 semanas, se considera un parto prematuro. Cuando pasa de 42 semanas, se considera un embarazo prolongado.

Pero el caso que vamos a contar hoy, va a dejarlos sorprendidos. Desde el año 2014, Keely Favell, de 28 años, residente de Gales, estaba ganando un vientre de forma muy rápida. Pero esa barriga comenzó a crecer demasiado, de una manera que parecía que realmente estaba embarazada.

El supuesto embarazo y el descubrimiento de un quiste gigante

Después de hacer varias pruebas de embarazo, ella decidió asumir que estaba gorda. Pero en el año 2016 se desmayó en el trabajo y sospechó que había algo mal. Un médico general aseguró Farell y su pareja de 10 años, Jamie Gibbins, que tenía un bebé en camino.

"Mirándome, alguien habría asumido que yo estaba embarazada de nueve meses, así que naturalmente me encaminaron a mi hospital local para un ultrasonido", declaró Favell.

Sin embargo, la ecografía demostró lo contrario. El radiólogo se quedó con los ojos abiertos, porque la pantalla de ultrasonido estaba en blanco. Favell se desesperó y hasta sintió dificultades para caminar. Ella fue llevada a emergencia, donde una tomografía computarizada reveló la verdad.

Claramente, es imposible que una persona esté embarazada durante tres años. De hecho, lo que tenía ella era un quiste en el ovario de 25 kilos. La cirugía retiró una bolsa llena de líquido, lo que era igual al peso de un niño de siete u ocho años de edad.

El cirujano mostró a Favell y a su marido una foto del quiste después del procedimiento, lo que shockeó a la joven pareja. A pesar de una cicatriz, estrías y de haber perdido un tercio de su peso corporal, Favell, desde entonces, ha recuperado su vida y aún puede tener hijos.











Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar