contador web

CIENCIA | SALUD

La quemadura solar es la causa fundamental del cáncer de piel

Por ISABEL ANDRADES. 20/07/2018

Las quemaduras producidas por el sol dejan huella en la piel. Perduran en el tiempo y son una de las causas principales del cáncer de piel. Para evitarlas, el dermatólogo de Policlínica Gipuzkoa

prevención
CáncerPiel
TomarSol

Aitor de Vicente, dermatólogo de Policlínica Gipuzkoa

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones de verano, aumenta nuestra exposicion al sol. Y aunque una piel bronceada es del gusto de muchos, hay que tener mucho cuidado con la ecuación de sol y piel, una relación con muchos factores a tener en cuenta.

Las recomendaciones para evitar los daños que provoca una exposición excesiva al sol se hacen de nuevo obligatorias en esta época del año. "El primer factor a tener en cuenta este verano es el de las horas de exposición. Debemos evitar la exposición solar en las horas centrales del día y utilizar foto-protección solar de amplio espectro en cantidad suficiente al menos 30 minutos antes de exponernos al sol y poniéndonos de nuevo la crema cada 2 horas", explica el especialista en Dermatología de Policlínica Gipuzkoa Aitor de Vicente.

¿Qué pasa al no protegerse adecuadamente? "El principal riesgo es la quemadura solar –advierte el dermatólogo-. Un daño en la piel que deja huella, ya que se acumula a lo largo de los años y es la causa fundamental del cáncer de piel". "El daño es reparado en cierta medida, pero si persiste en el tiempo el daño acumulado acaba siendo irreversible", añade.

Los niños tienen una piel más sensible a los efectos de la radiación solar

Cuidado con los días nublados
Aunque aparentemente los días nublados no son peligrosos, Aitor de Vicente recuerda que hay que protegerse todos los días. "Muchas personas piensan que los días nublados no tienen peligro para su piel, y lo cierto es que la radiación ultravioleta atraviesa las nubes en un 90%, por lo que también es fundamental proteger las zonas expuestas en esos días grises que aparentemente no son tan peligrosos, pero que lo siguen siendo para la salud de nuestra piel", explica.

Niños y ancianos, mayor riesgo
Entre la población con mayores riesgos, Aitor de Vicente apunta que, "los niños tienen una piel más sensible a los efectos de la radiación solar y además las quemaduras de la infancia tienen especial relevancia en el posterior desarrollo del melanoma, por lo que es sumamente importante la educación y promoción de la protección solar en edad pediátrica".

"Asimismo –añade-, los ancianos son otro de los grupos de población a tener muy en cuenta ya que requieren de mayor hidratación y foto-protección debido a la progresiva sequedad y adelgazamiento de la piel con el paso de los años", asegura. "Me gustaría recalcar que, a pesar de estas medidas indicadas anteriormente, no existe la foto-protección total, y los dermatólogos intentamos evitar expresarnos en esos términos".

Por lo tanto, "la fotoprotección puede dar cierta falsa seguridad y se deben evitar exposiciones solares prolongadas", concluye el dermatólogo, Aitor de Vicente.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar