ESPAÑA | ABANCA YA NO DEBE NADA AL FROB TRAS PAGAR EL ÚLTIMO PLAZO POR LA PRIVATIZACIÓN DE LAS ANTIGUAS CAJAS GALLEGAS

Abanca ganó en su tercer año 334 millones y elevó su rentabilidad un 9,7%

Por CARLOS ALBERTO SÁNCHEZ PONTÓN. 16/02/2017

Abanca sigue creciendo. En su tercer año ganó más de 300 millones de euros. El banco dirigido por Juan Carlos Escotet ha arrojado beneficios en tres años por 1.763,6 millones.

  • Juan Carlos Escotet en el centro de la imagen, presenta los resultados de Abanca en 2016 / Fotografía facilitada por el departamento de comunicación de Abanca
    Juan Carlos Escotet en el centro de la imagen, presenta los resultados de Abanca en 2016 / Fotografía facilitada por el departamento de comunicación de Abanca
  • De izquierda a derecha: Francisco Botas, consejero delegado; Juan Carlos Escotet, vicepresidente; Alberto de Francisco, director de Finanzas / Fotografía: ABanca
    De izquierda a derecha: Francisco Botas, consejero delegado; Juan Carlos Escotet, vicepresidente; Alberto de Francisco, director de Finanzas / Fotografía: ABanca
beneficios
Galicia
Cajas
Abanca
millones
euros
privatización
FROB
Escotet
Banesco
NovaGaliciaBanca

ABANCA consiguió en 2016 cerrar sus cuentas con un beneficio neto de 333,6 millones de euros, es decir, un 1% más que el consiguió registrar en el año 2015. Para alcanzar los nuevos resultados, la entidad informa que lo ha conseguido sustentándose en «el crecimiento rentable del negocio minorista». Esta estrategia permitió a la entidad gallega, del banquero venezolano Juan Carlos Escotet, incrementar un 12% su margen comercial recurrente, mejorando la calidad del riesgo. Abanca tiene un 6,8% de ratio de morosidad.

El FROB ya ha percibido todos los pagos pendientes

El banco gallego privatizado recuerda que «tras haber acometido una profunda transformación estratégica e integral de la entidad ha salido adelante con un nuevo y reforzado modelo de gestión y un nuevo gobierno corporativo». El banco fue vendido por el FROB a Escotet, a través de su banco matriz Banesco, por 1.003 millones de euros en diciembre de 2013. El banco antes de ser privatizado tuvo que ser rescatado con 9.050 millones de euros. Es decir, el Estado perdió en la operación 8.000 millones de euros. Desde que la entidad ha sido privatizada ha generado enormes beneficios. Tanto es así, que el primer año de gestión de Escotet ya consiguió recuperar el precio pagado por la resultante de la fusión de las cajas gallegas y ganar 100 millones más que lo invertido por su compra. Sólo el primer año, 1100 millones de euros. Aquel primer año de gestión, año 2014, Abanca cerró su primer año de existencia con un resultado que se colocó como el tercer banco con mayor beneficio de España, después del BBVA y el Santander. Multiplicó por 60 su ganancia del 2014, comparado con el ejercicio anterior, es decir, cuando la entidad todavía estaba controlada por el FROB. Abanca alcanzó ese primer beneficio gracias los créditos fiscales, es decir, en lugar de pagar impuestos recibió más de 500 millones en tasas negativas. En 2015, el banco, sin las ayudas fiscales, ganó 330 millones de euros, un 75,5% menos que en su primer año de gestión.

Con los resultados obtenidos en sus tres años de gestión privatizada, Abanca adelantó un año y medio su plan de pagos al FROB. El calendario previsto fijaba para mediados del 2018 la última fecha en la que Abanca tenía la obligación de pagar el último de los tramos de los 1.003 millones de euros por las que compró NovaGaliciaBanco.

Las antiguas cajas ya no está al nivel del bono basura

El modelo de las cajas gallegas en el momento de la fusión llevó a la entidad a la calificación de bono basura (BB) por las principales agencias de calificación.

Ahora, con el banco privatizado y en manos del vaquero venezolano las agencias de calificación «han constatado durante el último año esta buena evolución de Abanca y la mejoría de sus fundamentales. Standard and Poor’s y Moody’s han incrementado el rating emisor de la entidad, que ha hecho mención a su calidad crediticia general, mientras que DBRS y Fitch han confirmado su calificación», explica en un comunicado el gabinete de comunicación de la entidad bancaria gallega.

Concretamente, la agencia de calificación Standard & Poor´s revisó al alza su calificación, elevándola un escalón, de B+ a BB-, el rating emisor a largo plazo, manteniendo la perspectiva en positiva. El rating emisor a largo plazo de una entidad expresa su calidad crediticia general. En su calificación, Standard & Poor´s ha valorado el fortalecimiento de la solvencia de ABANCA vinculado a la mejora del entorno económico. Además de la mejora en la nota, S&P mantiene como positiva la perspectiva de la entidad. La agencia considera que su buena evolución financiera y la mejora del entorno se reflejarán en nuevas mejoras de su calificación.

Abanca ha conseguido reforzar en 2016 su posición en el mercado minorista, siendo este el eje central de la actividad. La entidad ha incrementado un 3,8% el volumen del crédito, mientras en el conjunto del sector se redujo un -0,5% (si se consideran los datos hasta noviembre de 2016). El tipo de las nuevas formalizaciones se sitúa 38 puntos básicos por encima del de la cartera de créditos, sosteniendo la regeneración del margen financiero comercial.

El total del volumen financiado en 2016 por ABANCA supera los 13.000 millones de euros, un 13,5% más que en el año anterior. Las pymes y autónomos se mantienen como los principales destinatarios del nuevo crédito concedido por ABANCA. La entidad ha incrementado un 27% la nueva financiación de circulante para empresas, con más de 3.000 millones concedidos.

La captación de recursos también ha experimentado crecimientos durante el año pasado, con un avance del 4,5%. El incremento en los depósitos ha sido del 3,3%, con un aumento del 18,6% en saldos a la vista.

El patrimonio en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro ha crecido un 12,2%, hasta situarse en 4.797 millones de euros. Las ventas de seguros han registrado un incremento del 33,3%, destacando la evolución de la nueva producción de seguros de auto y empresas ambas superiores al 50%.

Las principales líneas del negocio con las que ha conseguido crecer el banco gallego han sido: los créditos, al firmarse un 3,8% más y lograr durante el ejercicio de 2016 un 4,5% de captación de recursos de clientes.

En 2016 creció el impulsó de la comercialización de productos, al subir un 12% respecto al año anterior.

En una detallada información enviada por la entidad financiera, se atribuye al buen comportamiento de las líneas de créditos y la captación de recursos de clientes los que han contribuido a obtener un importante incremento de los ingresos por prestación de servicios, incrementándose en un 5,9% interanual, que según Abanca es «una de las tasas más elevadas del sector».

En términos de solvencia, Abanca se sitúa en un 14,7% según la ratio de capital CET 1, un porcentaje que abre una brecha respecto a los requisitos ordenados por el Banco Central Europeo.

Sobre el capítulo relacionado con la liquidez, el banco mejora su holgada posición, que evidencia una sólida estructura de financiación. El banco mantiene un ratio de créditos sobre depósitos del 91%, lo que le permite negociar con los excedentes en nuevos mercados «de máxima calidad y liquidez».

Crecimiento rentable

El resultado antes de impuestos alcanzó los 358,8 millones de euros, es decir, un 3% más que en 2015. Esta cifra permite elevar la rentabilidad del banco (ROTE) hasta el 9,7%. El margen comercial recurrente se mantiene en un ritmo positivo y se ha incremento en un 12% interanual. Los beneficios inmediatos pudo comenzar a aplicar fue «la no aplicación de las cláusulas suelo en la cartera de préstamos hipotecarios desde mayo de 2013 han provocado efectos positivos en sus cuentas.

Según Abanca, el rendimiento ordinario «el aumento del volumen de inversión crediticia y el efecto precios han sido determinantes en el crecimiento del resultado ordinario de la entidad motivado en gran parte por el mix de producto de nueva producción orientado a micropymes, autónomos y comercios, según explica el propio banco. Así, la entidad bancaria gallega supera los efectos negativos de los bajos tipos de interés y de los bonos SAREB para marcar una tendencia alcista.

Futuro

El banco anuncia que continúa impulsando el negocio de fuera de balance. La comercialización de productos y servicios de valor añadido ha posibilitado un crecimiento en los ingresos por servicios de un 5,9%, hasta alcanzar los 152 millones de euros, lo que sitúa a Abanca como la segunda entidad que más crece en este capítulo.

Paralelamente, los gastos de explotación se han reducido un 11,9% como consecuencia de las medidas de eficiencia adoptadas por el banco. Este ahorro ha comportado una mejora de la productividad, que crece un 6,0% en el año.

Captación de nuevos clientes

Explica Abanca, que los incrementos más destacados de su base de clientes es la incorporación de clientes de menos de 26 años, así como el segmento de empresas y autónomos. Las nóminas domiciliadas también han crecido en 2016, en un 4%.

A la cabeza del sector en solvencia

Abanca se mantiene entre las entidades más sólidas del sector financiero español, con un nivel de capitalización sustentado en la generación orgánica de recursos. «La ratio de capital de máxima solvencia, CET 1 (Common Equity Tier 1) se sitúa en el 14,7%, lo que supone un exceso de capital de 1.790 millones de euros respecto a los requerimientos del Banco Central Europeo», informa Abanca.

Sólida estructura de financiación

La entidad ha mejorado su posición de liquidez, al haber incrementado hasta los 11.741 millones de euros sus activos líquidos disponibles y la capacidad de emisión. La estructura de financiación de la entidad, basada en depósitos, ratifica la estrategia de crecimiento sostenible y prudente desarrollada por el banco. Los créditos representan el 91% de los depósitos de clientes.

Abanca destaca que «cumple ampliamente los requerimientos establecidos por el BCE previstos para finales de 2018, tanto en cobertura de liquidez a corto plazo (LCR), como a largo plazo (NSFR).

Futuro inmediato

La entidad bancaria explica en una nota de prensa cómo ido ha implantado un nuevo modelo de oficina más tecnológica. Su inmediato futuro pasa por la implantación de nuevos cajeros multifunción, ha potenciado su presencia en comercios con nuevos dispositivos TPV, y ha proporcionado a sus gestores nuevos recursos de servicio al cliente a través del uso generalizado de tablets Microsoft Surface Pro.

Las transacciones digitales representaron un 43% del total. Las interacciones digitales con clientes han crecido un 41% y el número de usuarios de banca móvil creció en el último año un 37%.

Principales logros de la entidad en 2016:

El margen comercial recurrente avanzó un 12%, a pesar de que los tipos de interés de la banca son prácticamente mínimos. Los ingresos por prestación de servicios aumentaron un 5,9%.

La morosidad se redujo un 20% y se situó en el 6,8%, cubriéndose los activos problemáticos en un 54%.

La entidad financió un volumen de 13.000 millones de euros, de los cuales, en 2016 se concedieron 3.000 millones de euros en circulante a empresas y autónomos, un 27% más que en 2015.

En seguros y otros productos de valor añadido Abanca creció significativamente. Un 33% en ventas de seguros y un 12% en volumen de fondos, planes y seguros de ahorro.

Con un 14,7% de CET 1 se mantiene entre las entidades más solventes del sector financiero español.

2016 consolida la evolución positiva de los fundamentales de Abanca en términos de rentabilidad, crecimiento del negocio minorista y calidad de los activos.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar